Wunala Dreaming

16 julio 2006

Once upon a tyne

Filed under: Viajando — Patrick Ryan @ 10:33

Y ahí nos fuímos camino a Sunderland a realizar una consultoría.EasyJet hasta Newcastle y allí estábamos. Primer momento de nervios en el control de aduanas porque íbamos más chulos que un ocho mal echo con DNI y sin pasaporte, pero pasando por allí tranquilamente. En el tren a cambiar billetes por monedas y comprar billete de 3 zonas hasta el centro de Newcastle. “Doors closing” cantó el trenecito y camino del centro nos fuímos.

De esas que eran ya las tantas de la tarde y tenía más hambre que un tontito. Estaba clarísimo una vez dejados los bártulos en el hotel, la misión consistía en buscar algún antro en que nos diesen de comer. En una especie de centro comercial encontramos varios varios restaurantes y nos acabamos decidiendo por el “Frankie && Benny”. No se comía mal, pero el tiempo de espera para que trajesen la comida fue excesivo; casi estuve por acercarme a una chica rubia que había cerca de nosotros, darle conversación a ver si así me iba dando algo de comer. Una vez trajeron la comida comí como una lima, poco más o menos.

Después de cenar/comer me tocó una difícil decisión. Y es que nos encaminamos al Players Sports Bar , y claro tenía que decidir que hacía con mi decisión de dejar de beber. La resolución fué clara: dado el ambiente de tregua, también había que dar tregua a ésa opción, y la pinta de Guinness no podía faltar. Y ví a la camarera, caí rendido, y ya sabía dónde ir a pedir las bebidas :$.

El día siguiente estaba ya más socializado en el entorno. De paseo por Newcastle, como quiera que queríamos ver el St James’ Park, pues había que preguntar. No se me ocurrió nada mejor que sugerir de preguntar a una chica imponente… “no hay lo que hay que tener” me dijo mi compañero. Pfffff, lanzado que fuí para allí a preguntarle, pero la chica no tenía ni idea. Hombre, no me iba a atreverme a decirle que se viniese al hotel, pero ¿preguntarle la dirección del estadio del Newcastle?.

Y después de visitar el Players Sports Bar, donde ya nunca volví a encontrar a la camarera :(, ya nos fuimos caminito al hotel. Cuando de repente nos aborda una chica repartiéndonos una entrada gratuita para el Blu Bambu, yo le pregunté si dentro había chicas guapas como ella, y la pobre se ruborizó y todo… me supó mal.

Quizá la mejor parte de la estancia en Newcastle fue la “incomunicación” con el exterior. Mi móvil no tenía roaming activado y en el cliente no me dejaron conectar el portátil, con lo que no pude consultar mi correo electrónico. Es difícil describir la sensación de paz que se logra así; y a fin de cuentas, para conocer las malas noticias no hay prisa.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: