Wunala Dreaming

6 agosto 2006

Una noche fuera

Filed under: De fiesta,Social ability,Uncategorized — Patrick Ryan @ 14:31

Allí por el 2002 llevaba una existencia de lo más tranquila, e insípida hasta cierto punto. Por el mes de junio estaba liado con un curso de seguridad en Sun Microsystems por las mañanas, para obtener la certificación Data Center. Total que en uno de ésos días como no estábamos precisamente muy atareados miré de ponerme en contacto con un excompañero de la universidad para ver qué tal le iba.

Pues le iba bastante mal, a punto de casarse había partido peras con la novia, con todo lo que ello significa: cancelar iglesia, restaurante informar a todos los invitados. Un follón, aparte claro del palazo que tiene que ser. Vamos que no estaba precisamente como para echarse unas risas.

Y me comenta de ir ése viernes a unas carpas de fiesta. A mí que el tema no me convence nada de nada. No fumo, no bebo, no me gusta demasiado la música que suena allí ¿a ver que pinto yo en un sitio así?. Pero como que un día es un día y una paliza un rato, pues accedí a ir. Y mira tú que cosas que ésa noche le dió por llover, así que llamé a mi amigo y le dije que casi mejor dejarlo para mejor ocasión.

Mira que bien, había quedado bien, y sin necesidad de hacer algo que no me apetecía lo más mínimo, prueba superada. Aunque la semana siguiente me vuelve a comentar lo de salir, y claro volví a acceder. Ésa semana el viernes no tuvo a bien de ponerse a llover con lo que finalmente para allí me fuí, cargado con una maleta de prejuicios.

Y sin embargo me lo pasé considerablemente bien. A base de ponerme pesado conseguí que mi colega acabase presentandonos a dos chicas. La que a mí me “interesaba” no acabé de quedarme con el nombre, y aún podemos hacer apuestas de si su nombre era Ana o Susana. Y el caso es que he llegado a encontrarmela alguna vez incluso saliendo del trabajo (que ya es buena casualidad si consideramos que está a 25 kms de distancia).

A partir de ése día, y por una larga temporada no dejaba de salir ningún día en fines de semana, solo o acompañado, tanto daba. Incluso he llegado a salir solo de fiesta estando fuera del país, siendo una de las últimas veces que lo hice. Para después no sentir ni tan sólo la necesidad de salir de fiesta y para, en éstos momentos, no tener muy claro si me apetece o no salir de fiesta, o si de hacerlo lo prefiero hacer solo o acompañado.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: