Wunala Dreaming

16 agosto 2006

La rubia de las carpas (ii)

Filed under: De fiesta — Patrick Ryan @ 18:46

TuxHablando el otro día con un colega me recordó que a la susodicha rubia le acabé dando un pin de un pingüino, mascota de linux. El pin en cuestión venía en la caja de una versión de SuSE que compraron donde trabajaba antes. El esfuerzo que eso supone, sólo lo puede saber quien hace cosa de 6 años estuviese en una empresa 100% windows e intentase introducir servidores en linux. De saberlo a buena hora me desprendo del pin :).

El tema es que una vez cerraron las carpas, por más que me dijo que acostumbraba a ir por el Bora Bora (cuando era habitable). Y resulta que por allí a las que me encontré era a las dos amigas, una de ellas morena que no estaba nada mal. Después de encontrarmelas 3 semanas seguidas sin que Eva estuviese (la rubia, para entendernos), pensé que igual era buena idea escribirle una carta y que alguna amiga se la diese. Pero se estuvo un buen tiempo la cartita de marras en la cartera.

A todas esas como uno de la panda me estuvo diciendo que iba al Mojito y a Chic Sant Cugat, pues alguna que otra excursión monté por allí. Siempre con resultado nulo.

Hasta que un viernes estando de fiesta, veo una cabeza que me suena. Antes de darle demasiadas vueltas me voy para el lavabo y a la vuelta determino que la cabeza pertenece a la amiga de Eva. Así que voy para allí a saludarla. Así que de repente arrastra a una pelirroja y me la pone justo delante…..

StopAntes de continuar. Resulta que yo para las caras tengo una memoria un tanto nefasta. Mientras que para otras cosas me funciona de maravilla, para quedarme con la cara de la gente, tengo bastante problemas, y hasta que no conozco bien a las personas es frecuente que confunda a gente que ni tan siquiera se parece. Vamos que en ocasiones que mi madre se ha cambiado el peinado drasticamente, he tenido mis titubeos para reconocerla, ahí es nada.

Total, que aunque a cualquiera le pueda parecer obvio que la pelirroja que me puso delante, es la que en otros tiempos fuera apodada por los colegas como “la rubia de las carpas”; en ese momento a punto estuve de soltar un “¿y tú quien eres?”, y es que pasó un rato hasta que caí quien era. Y lo que me sucede cuando no veo como manejar una situación, por las dudas no hago nada.

Bueno, finalmente le entregué la carta y la mujer debió estar flipando un rato. Después prestó ayuda la amiga “¿Tú tienes novia ahora?”, pues Eva ahora tampoco tiene pareja. En fin, hay gente que tiene la mala costumbre de meterse en las relaciones de amigos, y uno es especialista en dar con ellos/as. Cuando ya comenzaba a ver por donde tirar, acabé viendo de conseguirle el móvil para entablar algo de conversación en un ambiente menos pesado. “No, no, ya vendré mañana aquí”.

No sé porque la gente es tan aficionada a mentir, porque no apareció ni por casualidad. Eva: ¡devuélveme el pin! 🙂

De todas, aunque no apareció, debía ser que estaba en racha, que conseguí cuñao nuevo.

Para ir a mear y no echar ni gota.

Anuncios

1 comentario »

  1. O PINGUUUUUUUUU q mono!!!!

    Comentario por Anónimo — 21 junio 2008 @ 13:43 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: