Wunala Dreaming

23 septiembre 2006

De camareras va la cosa

Filed under: De fiesta — Patrick Ryan @ 20:22

Bueno, intentando responer a Reload_in_love (si realmente estás en love: ¡Muchas Felicidades!) y a Zeta en la bronca de la camarera. La camarera no era rubia (era castaña -tirando a oscura- y con el pelo rizado: adorable), y no sé como se llama.

De todas formas hay camareras, y está LA CAMARERA. ¿Quien és LA CAMARERA? Es una chica que antes trabajaba en la Discoteca Bembé: Anabel. Mi colega Maverick y yo mismo no tenemos ninguna duda al respecto está ella, y después a muuuuuuuuuuuuuucha distancia las demás. Si es que lo tenía todo: simpática, agradable, guapa, preciosa con una sonrisa que podía deslumbrar el mundo. De hecho hace unos días se la describí a un amigo con las siguientes palabras: la mujer más hermosa del mundo.

Hasta que un día dejó de trabajar y nos dejó huérfanos: snif, snif :(. Y ahora las noches ya no son lo mismo, vagamos como almas en pena, sí vemos otras camareras, que son más o menos guapas, más o menos simpáticas. Pero es que no le llegan ni a la suela de los zapatos … es lo que hay.
Creo que le vamos a fundar un club de fans, que se lo merece ¡leñe!, quien se una a la causa, que pida vez aquí.

Yo doy mi voto para que Anabel nos vuelva a servir cosas. Y ya que me pongo le pido la mano en matrimonio, ea ¡ahí queda eso! :p

Bromas aparte, la verdad es que es gratificante encontrarse con gente que pese a ser muy guapa físicamente no aprovecha eso para mantener una posición… digamos que inaccesible; sino más bien al contrario. Vale que no soy el más indicado para decir eso, porque a veces también mantengo un actitud con el resto de la gente que podría dar esa sensación, pero es porque ando ahí al limite del autismo. En ocasiones soy extremadamente seco con la gente con la que no tengo confianza, y por norma general cuando hay mucha gente me vence mi timidez y es como que me dedico a escuchar y no decir ni mú 🙂 , que luego todo se sabe.

Por cierto, andamos ya cerca de las 1000 visitas, ésto será un acontecimiento a celebrar :). Y aún me quedan por contar mis aventuras en Madrid (¡¡regresé a casa para el fin de semana!!)

Anuncios

1 comentario »

  1. […] épocas nos dió por comparar camareras con coches o marcas de coches. Estaba claro, la camarera era un Ferrari. No un Ferrari cualquiera, no, uno rojo. Porque el rojo denota rabia, pasión, […]

    Pingback por Loving Ferrari « Wunala Dreaming — 16 mayo 2007 @ 19:14 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: