Wunala Dreaming

23 octubre 2006

Lights off

Filed under: Cars,Five Miles Out — Patrick Ryan @ 23:20

No a los lunesAle, otro lunes más para el saco. Hoy ha sido día sin jefes, pero bueno, siempre hay alguien por ahí dispuesto a dar la tabarra, así que igual tocaba dar el callo y dedicarse a problemas más o menos indescifrables, armarse de paciencia para los que te acribillan a preguntas mientras se las dan de saberlo todo …y de ésas que me olvidé de llevar el décimo de loteríad de Navidad para el amigo Dom. La de números que me traje de Santander, con 3 millones de euros que me vine… si sale el número igual me dedico sólo a escribir en el blog; en general a hacer cosas que me gusten, que es lo que se lleva, o lo que se debería llevar.

Para hacer más divertido el lunes, hoy estaba la oficina superpoblada (regreso a la ofi después de una semana in the Navy), y al salir del trabajo llovía. Así salí disparado del tren hacía el super Ford Fiesta Ubuntu, llaves al contacto y desinfle, la batería no es capaz de mover el motor de arranque, the spark that set the flame.

PinzasAprovechando que tengo un vecino con taller mecánico, llamo a casa así me pueda venir con unas pinzas y lo ponemos en movimiento al chiquitín de nuevo, pero me va y me dice que no, que llame a la grua que al igual lo que no va es el alternador, y patatim y patatam. Hombre, yo que sé lo que es el motor centrifugando …

Ea, pues a llamar al seguro en busca de una grúa y a esperar media horita bajo la lluvia (por suerte sólo chispeaba, y ni tan siquiera todo el rato) a que llegue.

Efectivamente en cuanto llegó, pinzas a la batería y el coche arrancó a la primera. ¿Quién tenía razón? Y ahora a soltar más pasta par una batería nueva. A éste ritmo no podré invitar a un copazo a la rubia de los pantalones blancos el fin de semana, y ya ni hablamos de una cena romántica (tu y yo sabemos dónde ¿eh, Maverick?).

Para redondearlo me acabo de dar cuenta que me he dejado el cargador de mi Ericsson en el Hotel en Santander :p.

Pero, algo positivo hay que sacar ¿verdad?. Y es que el día menos pensado fundo una secta religiosa, con el fín último de hacerle a la gente la vida más sencilla quitándole hierro a todo, y si por el camino me tengo que llenar de dinero, pues oye, salimos todos ganando.

Y aquí llegan las lecturas positivas:

  • En lo que vino la grua me dió tiempo a leer más y más páginas del interesantísimo libro que estoy leyendo: Odessa, de Frederick Forsyth.
  • Ya que ésta semana estoy de guardia y no puedo ir a nadar, mañana no me queda más remedio que chuparme un buen trozo andando hasta la estación de tren. Así me mantengo en forma.
  • Me ha dado para una nueva entrada en el blog, que parece moco de pavo, pero sacarse una historieta cada día tiene su qué.

En fín, las pequeñas cosas de la vida. Y a tí ¿cuando te han dejado tirado?

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: