Wunala Dreaming

31 octubre 2006

Pantalones

Filed under: Manías,Money — Patrick Ryan @ 0:04

Swim PantsHay algunas noticias, que aunque carentes de interés, o en cierto modo difíciles de contemplar como noticias, pero que captan la atención. Resulta que hacía nosecuantos años que pasó nosequé con el señor Levi Strauss, el creador de la marca de ropa Levi’s. Y como tampoco el hecho en sí debía bastar para mucho (o por la escasez de cosas importantes a contar), empezaron a disertar sobre el tema de los tejanos.

Salía una psicóloga empezando a contar que los que llevaban tejanos de éstos (desgastados y tal) los llevaba gente con tendencias antiSistema, solidarios, que se querían diferenciar de los demás y blah blah blah blah.

Eso me recuerda a un capítulo de Los simuladores, El debilitador social (corríjeme si me equivoco, Zeta). En la misma a Santos se le presenta un puberto preocupado por la baja estima de su hermana, modelo ocasional y que está sufriendo de anorexia. El chico en cuestión iba vestido con una remera con lemas anti sistema, en plan radical; Santos le dice (con toda la razón el mundo, para algo éste hombre/personaje es poco menos que un genio) que vaya gracia ser antisistema y demostrarlo comprando ropa que hacen grandes multinacionales, que haría más llevando un jersey y un chaleco (a la postre así sería incluso más interesante para las mismas chicas que ahora tampoco se fijaban en él).

Pues con la gente que hablaba la psicóloga lo mismo, son tan anti sistema y bla bla bla que se compran unos pantalones de 200 o 300 Euros, fabricado además por grandes corporaciones /y probablemente a bajos costes).

Old Loved SingerY no es por los tantos eurazos que costase el pantalón, porque sí que hay formas de gastarse igual ése dineral en unos pantalones, y verdaderamente ser una persona anti sistema, solidaria, guai y póngale por aquí el adjetuvo que prefiera.

¿Cómo? Pues comprando una prenda así en vez de al fabricante de tejanos de turno, a la pobre señora Paquita que junto con unas señoras amigas tienen un pequeño taller de costura con una vieja pero memorable máquina de coser singer. Ésos pantalones son caros, porque están realizados con empeño por un grupo de personal cualificado que ponen en cada prenda, que hacen que cada pantalón sea un poquito diferente del otro, que tenga una personalidad, una anécdota en una aguja trabada mientras se cosía, un hilo de un color diferente porque se terminó la bobina a medio coser y un sinfín de pequeñas cosas que diferencian ése pantalón y quien lo lleva, de todos los demás.

Pero ¿cuando saldrá el pequeño taller de la señora Paquita en la tele?

Anuncios

2 comentarios »

  1. oye, de casualidad sabes el modelo de máquina de coser singer que aparece en la imagen? compré una igual en un depósito de chatarra y quiero restaurarla, pero necesito el modelo para poder conseguir el manual.

    Comentario por Anónimo — 17 agosto 2011 @ 6:58 | Responder

  2. Pues ni idea … lo siento 😦

    Comentario por Patrick Ryan — 9 septiembre 2011 @ 10:58 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: