Wunala Dreaming

30 noviembre 2006

Clases y costumbres

Filed under: Leisure,Manías — Patrick Ryan @ 23:45

Viva el teatroHace unas semanas estuve en Santander por motivos de trabajo, iba en avión hasta Bilbao, para allí hacer una rutita en coche por la costa cantábrica hasta Torrelavega. En el momento de desembarcar del avión, dos conocidos que se encuentran y lo típico que uno le pregunta al otro que tal, que pintaba por Barcelona …

– Pues nada, ya sabes que me gusta venir al teatro a Barcelona los fines de semana.

No está mal, ¿verdad?. Vuelo de ida + hotel + vuelo de regreso para ir a ver una obra de teatro. Cuanto menos es interesante el nivel de vida que puede permitirse alguna gente, y el contraste con el mundano resto.

Alguna que otra vez he podido fantasear como sería vivir sin problemas de dinero. Bueno no sin problemas de dinero, que a fín de cuentas es una situación en la que más o menos ya me encuentro ahora, sino con dinero suficiente como para que sea muy difícil terminártelo, y por supuesto sin necesidad de trabajar. Y llego a la conclusión de que estaría considerablemente aburrido, y me tendría que poner a trabajar, para matar un poquito el tiempo.

Y vamos tiene que ser placentero trabajar así. Si ya de por sí en el trabajo soy de lo más tranquilo que te puedan tirar a la cara (o cuanto menos ésa es la sensación que parezco darle a la gente), pues sin tener la presión de tener que ganarte el sueldo ya ni te cuento. Al final es aplastante lógica irlandesa, de todos es sabido que al estar nervioso es más fácil cometer errores, así pues cuando se presenta una situación complicada complicada, la ideal es cometer el menor número de fallos posible ¿no?, por lo tanto si no te pones nervioso ya estás eliminando una fuente de posibles fallos.

No voy a decir que nunca me haya puesto nervioso en algún trabajo, porque sería atribuirme cualidades de super héroe que no tengo. Por lo general intento darle a las cosas la importancia que tienen, que eso ayuda a ahuyentar los nervios. Desafortunadamente cuando me pongo nervioso, me pongo MUY NERVIOSO, a veces el término medio no es precisamente fácil de conseguir.

Creo que un motivo muy desencadenante contra mi organismo para favorecer la aparición del nerviosismo es el tenerme sin comer mucho tiempo, una vez a un cliente lo dejé medio pálido pensando que igual se llevaba un golpe, porque tuve una reacción medio tremenda. La verdad es que algo hubo de cierto en ésa reacción y también una pequeña parte de teatro, pero sirvió para que el tipo me dejase volver al trabajo y poder así finalizarlo correctamente.

Y a vosotros ¿qué os acelera el ritmo?

Anuncios

29 noviembre 2006

Una de mal de ojo

Filed under: De fiesta,Leisure — Patrick Ryan @ 7:48

Chino MandarinoComentábamos el estado de la semana de camino al Estolador, Maverick y yo. Y Maverick me comentaba la historia a contarles a algunos clientes con máquinas que hace cosas raras cuando tienen demasiado trabajo a hacer. Es que hay un chino dentro haciendo el trabajo, y cuando le das demasiadas cosas a hacer el chino se atabala y lo hace mal.

A raíz de eso lo típico que te cuentas historias de éstas que por increíble que parezcan la gente te las acaba creyendo a pies juntilla.

Resulta que en la empresa en la que trabajaba antes había una chica que tenía siempre todo tipo de problemas con su ordenador, lo más raro le pasaba a ella. Hasta que un día me pregunta “Patrick, ¿cómo puede ser que a mí siempre me pasen cosas raras?”. Y le conté una historia que no hay por donde cogerla. Le dije que los procesadores trabajan con frecuencias eléctricas, moviendo electrones de aquí para allá (así muy simplista); y que en nuestra mente los pensamientos pues también son conexiones eléctricas, así que podía ser que por el tipo de funcionamiento de su cerebro, las ondas que éste produjese pudiesen interferir en los ciclos de la CPU del ordenador y hacer así que le diese tantos problemas.

¿A que suena a ciencia ficción? Pues un día la escuché comentárselo a una compañera de trabajo como si fuese cierto. En fin, no daba crédito, ¡se lo tomó en serio!

Pero Maverick va siempre un paso más allá. Se le ocurrió decirle un día a un nuevo en la empresa que le fuese a la Suministradora y le trajese un cubo lleno hasta la mitad … de Voltios.

Anda que eres poco cabrón. Y con esas que en el Estolador me vino la inspiración, y se lo expliqué.

– Ya ser porque no ligamos ni p’alante ni p’atrás.

Éstas palabras captaron su atención. Le expliqué que siendo así de mala gente con el resto alguien le había tirado encima una maldición; y que al verme a mí con él, pues la maldición me la extendieron también a mí, lo cual no está nada bien, no señor. Pero claro, por si no teníamos bastante con eso, resulta que yo cuando me presento a una chica y sé su nombre, ésta desaparece, así que no veas tú que embrollo.

Así que decidimos que tendríamos que hacer una alianza estratégica (algo parecido a lo de Renault y Nissan) para conseguir nuestros objetivos. Él deberá ser el encargado de presentarse a las chicas (ya sean de pantalones blancos, de cualquier otro color o incluso falda), seguidamente yo hablo con ellas, pero bajo ningún concepto me entero de su nombre, y después ya veremos; que bastante stressante había sido trazar éste plan como para pensar mucho más allá.

A todas, se me ocurre que igual el problema no es que desaparecen cuando sé sus nombres, sino que igual desaparecen cuando ellas saben el mío. ¡Coño! esto suena bien interesante.

28 noviembre 2006

Viaje sorpresa

Filed under: Viajando — Patrick Ryan @ 7:35

¡Sorpresa!Ya volvemos de nuevo a las andadas, los meses finales del año parece que es la época oportuna para empaquetarme y enviarme de viaje de aquí para allí. Pero ésta vez va con sorpresa incluida en el lote.

Menos mal que uno ya está prevenido ante casi todo tipo de eventos, hace unos días ya sentí algo por ahí, de no se qué que sólo podrían hacer o Patrick o la Bella, pero que la Bella no podía. Ya está, ésto significa que me van a enviar de viaje en una época que a todo el mundo le viene mal. Y efectiviwonder, así fué.

El viernes estaba yo tan tranquilo en la oficina (dentro del margen de tranquilidad que la oficina puede ofrecer) cuando enderepente y sin previo aviso suena mi Vodafoncito. El número del Pistolero, pero no era el pistolero sino el miniyo del pistolero. Me preguntaba (casi afirmando) si esa tarde iba a estar en the navy.

Obvio, puse cara de tonto y así manifesté mi desconocimiento de esa situación. La cuestión es que se iba ésa tarde de vacaciones y me tocaba finalizar una instalación en Ávila, y además sustituir a miniyo en su sustitución del pistolero.

Pues nada que le pongo al jefe al tanto de la situación, todo y que irse a un cliente a hacer un trabajo que no sabes en que consiste a veces tiene su cierta gracia, aunque es cierto que no todos los clientes tienden a entenderla, ¡cuanta falta de espíritu de aventura hay por la vida!

Patrick en AvilaY a los 10 minutos vino green eyed girl a que me reuniese con ella a explicarme la película. Resulta que el plan inicial era que fuese el lunes y martes a un cliente de Madrid a hacer unas historias con VMWare, y desde el miércoles hasta el martes siguiente para Ávila. Ésto a las 13h, no pude reprimirme de preguntarle “¿y ésto cuando me lo pensabas decir?¿a la hora de salir?” ¡Hombre! ¿Y que pasa si aparece la chica de ayer, o la de los pantalones blancos? ¿eh? A ver con que cara le digo yo que al próximo fin de semana no la voy a poder ver que estoy en Ávila.

Claro le puedo poner una foto de la prueba fehaciente de que allí estuve, para algo acostumbro a llevar encima mi cámara de fotos, pero que el lector se fije lo que pone en el letrerito de la furgoneta: ¡SABADELL!. A ver como le explico yo, que curiosamente en Ávila había una empresa de Sabadell modificando el pavimento de la fábrica esos mismos días. Ahí como el trabajo puede romper tu relación con la chica de los pantalones blancos, o la de ayer. Triste, pero es así.

Y como no podía acabar ahí, pues el lunes tengo que sustituir a un compañero, martes y miércoles en Madrid, y después ya para Ávila, con fin de semana incluido: fenomenal. En fín, si hay algún fan por Ávila, por favor que me recomiendo alguna disco en la que pongan housete, que al menos esté un poco entretenido el sábado por la noche. A ver, compañía para cenar también se agradece, que un sábado es un poco tristón cenar sólo, pero como que ya me sé de algunos sitios, y a fin de cuentas en Ávila se come genial en casi cualquier sitio, pues eso como que no me tiene así excesivamente preocupado.

De todas, éste viaje también tiene sus cosas buenas. En Madrid seguro que tengo algún contratiempo con las llaves del piso, ésto ya es algo mítico. En Ávila ésta vez espero probar el cochinillo cuchifrito, y algún rico chuletón casi seguro que también caerá. Ya que no podré hacer ni piscina ni bici, aprovecharé las magníficas vistas de la muralla para darle un par de vueltas que estoy un poquito fondón ultimamente y eso no tiene cabida cuando se es metrosexual; por supuesto también me traeré lotería de Ávila, que éste año seguro que cae por allí 🙂

Y sobre todo poder volver a ver, éste precioso camioncito que hay en Ávila:

Ebro de Avila

27 noviembre 2006

Alta traición

Filed under: Trabajando — Patrick Ryan @ 7:29

Son las cosas que pasan cuando uno se va de viaje. Desde hace no mucho estoy metido en el comité de empresa: sindicalista del orto que diría un amigo mío. Friend ya sabes que estoy de parte de los taxistas de Barcelona. Pero ni yo era consciente hasta que punto era sindicalista.

Toda sorpresa viene cuando hacemos la reunión con la empresa, centrada de forma casi exclusiva en el calendario laboral del 2007, que si puentes, que si para aquí, que si para allí, que si la abuela fuma. Hasta que llega el momento en que se le tiene que comunicar a la empresa quien tiene la presidencia y vicepresidencia del comité. Y ahí es cuando me enteré que soy el presidente del comité de empresa.

En fin, ésto son cosas que sólo me pasan a mí. Siempre el último en enterarme de todo, increíble.

26 noviembre 2006

Return to innocence

Filed under: Leisure,Muzzik — Patrick Ryan @ 7:55

Me apasiona el mundo de la aviación. Es por eso que dentro de los inconvenientes de salir de viaje, el hecho de poder estar en un avión me compensa un poquitín el resto de fatigas. Si no soy piloto, o mejor, si no he llegado a intentarlo, es porque el tema sale por un ojo de la cara, y quizá también un riñón.

No me gustan demasiado los cazas; me encantan los aviones grandes, bien sean de pasajeros o de carga. Ver despegar un Boeing 747 o un Antonov 225 Mriya es algo espectacular, ambos son tan grandes que parece que no puedan despegarse del suelo, y lo hacen, vaya si lo hacen.

Con todo la parte más espectacular no acostumbra a ser el despegue, si no el aterrizaje. Toneladas y toneladas suspendidas en el aire tomando contacto con la tierra de nuevo. ¿Y que pasa cuando el aire en el que se encuentran sopla en la dirección incorrecta?

La música y el video son geniales, el aterrizaje del 777 del final es simplemente sobrecogedor, me ponen los pelos de punta.

25 noviembre 2006

El Mar que no devuelve

Filed under: Muzzik — Patrick Ryan @ 7:45

Hay gente que sabe lo que me gusta la canción El muelle de San Blas de los Maná. No voy a decir que sea mi canción favorita, pero desde luego nunca es una mala ocasión para escucharla. Recientemente he estado escuchando otra que me ha recordado mucho al Muelle de San Blas y se trata de Naturaleza muerta de Mecano.

Me he puesto las pilas con Mecano, he de reconocer que era un grupo con el que tenía algún prejuicio (y no sabría decir el porqué, lo cual es un poco triste), así que ahora lo estoy redescubriendo.

Naturaleza muerta habla también de aquellas personas que el mar se lleva para no regresar jamás. De como no sólo se lleva a esas personas, sino como también se lleva a la persona que se queda esperando, que se consume en la espera, que cree ver a su ser querido en cada barco que llega a puerto …

Es sobrecogedormente poética la imagen acerca de la tormenta, que la gente del pueblo la asocia a la ferocidad con la que Miguel lucha contra el mar …

El mar es hermoso, inspirador, pero también voraz y despiadado. Quizá el ser humano nace condenado a amar aquello que lo puede matar.

24 noviembre 2006

El bug de la máquina de tabaco

Filed under: Leisure — Patrick Ryan @ 0:11

Ugly BugÉsta semana viene medio rara, así que vaticino un fin de semana espectacular. Demasiadas cosas, hasta que llegamos a lo que más me fastidia, que se me reproduzcan problemas del trabajo en casa. Más que nada que las historias éstas que no sabes ni por donde cogerlas, no deberían tener cabida en la vida habitual.

Todo empieza cuando a mi padre se le ocurre que le cambién el precio del Gold Coast en la máquina del tabaco. En ése momento me propongo como reto enseñarle a cambiar los precios el mismo y mira que a mí ésto de la formación no me gusta nada; pero es la ocasión buena de que el hombre se me vaya emancipando tecnológicamente, de eso a montar un cluster ya hay menos pasos.

Muy convencido de que lo vaya a hacer la próxima vez no estoy, y mi hermano no quiere ni sentir hablar del bar, ya ni te cuento de la máquina del tabaco. Pero pensé que ya el día en ése momento no daba más de sí. Cuando me topé con un bug que ríete tú de los Ciscos que tenemos in the Navy.

-Que no funciona el Ducados Rubio. A ver si te lo puedes mirar.

Ya comienzan las complicaciones. Poniendo los 2,25 €urazos que cuesta la máquina pasaba bastante de darte el tabaco y no reaccionaba. Mi primer pensamiento fué ¡ale! un pulsador que se ha ido al carajo. Pero una vez devuelto el dinero enchufado, le doy al botón, y a la primera que me pone el precio en el display. En fin, Ley de Murphy, justamente el botón le da por funcionar cuando no te interesa … tampoco era eso.

Dejo que me venga la inspiración y decido ponerle más dinero a ver que pasa. ¡Ostras! resulta que entonces me da un paquete de Nobel y me lo pone a precio de Nobel. Interesante ,interesante. Y entonces descubro un truco que sorprendería al mismísimo Maverick. Si le pongo 4 Euros me fastidia porque me da un Nobel y el cambio bien (aún pulsando por un Ducados Rubio); pero si le meto 2 €uros y medio entonces no sólo me da el cambio del Nobel y el Nobel sino que además un paquete de Ducados Rubio. ¡Niño! éste fin de semana nos vamos a forrar con el truco 🙂

Mira que tengo mis días que estoy obtuso con las matemáticas (con las más elementales, con las serias obtuso he estado siempre) pero está claro que por el precio de un paquete de tabaco sacarte dos, no puede ser muy beneficioso para el negocio. Así que después de toquetear y toquetear, decido que casi mejor quito el Ducados Rubio del carril, no sea que alguien lo descubra. A esas ya tenía a mi padre casi subido por las parece

-Entonces ¿no lo puedes arreglar?

Sí hombre, como que me paso el día arreglando máquinas de tabaco, no te digo. Lo mio es arreglar procesadores con una pinza de arrancar los pelos de las cejas, o arreglar la parte posterior de una blade con un trozo de chapa para que encaje en el chasis.Pero vamos que por lo que pueda pasar yo sigo intentando mis cosas y la ingeniería inversa con la máquina de tabaco de marras. Y ya que había sacado todos los paquetes dí con la solución mágica para arreglar el problema (de la cual no me acuerdo, no sea caso que me pase otra vez y lo pueda solucionar sin romperme los cuernos de nuevo) y otra vez a llenar el carril con los paquetes de tabaco.

Impresionante, además haciendo las cosas como se hacían antes, sin consultar en google, sin utilizar el ethereal para sniffar lo que está sucediendo.

Maverick, ahora estoy hay que encontrar la forma de ver como utilizar la misma estrategia el fin de semana en el Dalai, no tiene que ser tan diferente ¿no?

23 noviembre 2006

Spy Information Services

Filed under: De fiesta — Patrick Ryan @ 7:57

Como estaba algo aburrido me dediqué a consultar con las cartas a ver si el sábado aparecería cualquiera de las dos chicas que le gustan a Maverick y también mi chica de ayer. La cosa pintaba bien ya que daban una altísima posibilidad de que viniesen todas, ¿momento para descorchar el champán? (Emulando al gran Dom).

GripadoPero, mira que el sábado el amigo Maverick tubo a bien de ponerse enfermito y no poder salir; y a mí que cada vez me dá más palo salir sólo, pero hay que enfrentarse a la fuerza al destino y dejarse de tonterías acerca del palo que te haga algo en concreto. Así que para el Dalai me dirijí con paso ligero y animos aplomados, a ver de que forma se presentaba el destino.

Además del fastidio que supone ir sólo, estoy perdiendo una cantidad de memoria fotográfica considerable. Mientras que mi memoria acostumbra a funcionar de fábula para otras cosas, para reconocer gente es un auténtico desastre. Hay gente que piensa que exagero cuando digo que cuando mi madre cambia de peinado hay veces que me cuesta reconocerla.

Bueno, pues ya metido en faena creí reconocer a la chica de ayer, pero vamos faltándome Maverich para asegurar la jugada, por ahí que sólo fuese una chica que se le parecía. Como iba con un grupo en el cual había tíos, norma sagrada que tenemos, y es que en ese caso se hace un armisticio y está permitido no atacar y no por ello tildarnos de cobardes.

Y al rato ví a una de las de Maverick. Bueno las cartas ésta vez parecían no ir tan equivocadas. En cuanto a la chica de ayer al rato la ví besándose con uno de los del grupo, así que obviamente no era cuestión de hacer ningún tipo de ataque.

Lo que pasa que oye, la gente tiene mala gaita también. Porque mira que es grande el sitio, como para vernirse a dar el lote a mi lado, ¿ésto es recochineo o qué?

De todas formas, como digo tampoco las tengo todas conmigo de que fuese la chica de ayer. Le comentaba a Maverick el tema y me preguntaba “¿Pero no te fijaste en el culo?” . Fucking amazing … La verdad que el primer día no lo hice, a lo más que llego es a que iba con pantalones, o bien marrones o bien jeans, y el sábado llevaba minifalda así que no había forma de determinar si era ella o no por ése método.

En fín que va a ser verdad el mito de que cada vez que sé el nombre de una mujer, ésta desaparece. Un amigo me hacía una recomendación al respecto, una recomendación de lógica escocesa aplastante (ser escocés es una forma más escocesa de ser irlandés): lo que tienes que hacer es cambiar el orden de las cosas, tener primero sexo con ella y después ya te enterarás del nombre. Si hombre, y me voy a convertir en un Casanova del día a la mañana …

Information ServicesBueno dejando ésto de lado me tuve que poner a mi misión de inteligencia y obtención de información. Friend sabe que en éste aspecto, sin saber como me lo montó soy un auténtico as, voy recopilando mi información poquito a poco, otra cosa es que después sepa muy bien que hacer con esa información o no.

Después en otras ocasiones, a partir de la poca información me montó yo la película, y claro no siempre se corresponde con la realidad. Total que ayer a partir de 3 o 4 palabras que le oí gritar a la amiga, deduzco que ha estado unos días por el Reino Unido. Que quieres que te diga, pero con tanto ruido en el entorno, cualquiera pescaba algo …

22 noviembre 2006

Standback

Filed under: Muzzik — Patrick Ryan @ 7:36

Me encanta éste vídeo, y no sólo por Sam Obernik, que se la vé preciosas, también por la canción.

Cuando tenía la oportunidad de facturar todos los fines de semana, para mí resultaba poco menos que sagrado ver éste vídeo antes de ponerme a trabajar, para ordenar las ideas en mi cabeza.

Es interesante ver como el pobre Linus se pone lo más guapo que puede y aún así sabe que estará a años luz de la bella, encantadora, deslumbrante, irlandesa Sam Obernik; y eso que Sam (considero) no es la chica más guapa del video.

Y es que parafraseando la canción Una rosa es una rosa de Mecano:

Es por culpa de una hembra
que me estoy volviedo loco
no puedo vivir sin ella
pero con ella tampoco
Y si de este mal de amores
yo me fuera a la tumba
a mi no me manden flores
que como dice esta rumba...
Quise cortar la flor
mas tierna del rosal
pensando que de amor
no me podia pinchar,
y mientras me pinchaba
me enseño una cosa
que una rosa es una rosa, es una rosa ...

21 noviembre 2006

One Life One Beer

Filed under: Leisure,Viajando — Patrick Ryan @ 7:28

Profesionalmente me gustaría dedicarme a la publicidad, desconozco hasta qué punto resultaría productivo en un entorno en el que lo que se necesita es creatividad. Pienso que soy un tipo creativo, aunque muy poco artístico, si te dibujo un gato al igual resultaría dificil distinguir si realmente es un gato, un perro, un caballo o cualquier otro animal que tuviese 4 patas. A saber, igual en publicidad eso no es algo bueno.

Ya que es una profesión que me gusta, hay ciertos anuncios que me encantan, hace poco escribí acerca de lo mágico que era el anuncio del Volkswagen Bora con la canción Master Cylinder. Éste anuncio era increíble, por como sincronizaban la música con lo que sucedía alrededor del coche, un trabajo realmente increíble, puro Art In Motion.

Pero Volkswagen tenía un anuncio que a mi juicio era incluso mejor. A quien le gusten los coches sabrá que el Golf, más que un modelo, es un mito vivo dentro de la automoción. Comprarse un Golf es más que comprarse un coche, es conducir una leyenda, un coche para el que el tiempo no pasa. Al menos para mí éso es lo que significa el Golf, no importa que generación sea, es un Golf y basta.

Ésta idea la reflejaron en un anuncio en que un chico se encontraba con una antigua amiga (o novia, vaya usted a saber) la cual había cambiado de domicilio, de ciudad, de profesión, de empresa, pero continuaba teniendo el mismo perro (Sammy se llamaba si mal no recuerdo). Del coche no hacían ni mención, pero se trataba de un Golf de alguna generación anterior a la que se vendía en áquel tiempo. ¡Sublime!

Zeta, me gustaría poner el vídeo, pero éste creo que será difícil de conseguir 🙂

Y otro anuncio llamó mi atención en Dublin. Quien estuviese allí sabrá que la cerveza Guinness es poco menos que una religión por allí; así que me gustó mucho el anuncio de cerveza Miller (mi cerveza favorita, si exceptuamos la Guinness de barril) que ví cerca de la estación de autobuses: One Life, One Beer … me encanta.

Miller One Life One Beer

20 noviembre 2006

Bonobuses

Filed under: Trabajando — Patrick Ryan @ 7:56

BonobusNo va el discurso sobre el transporte público, así como ni de lejos.

El bonobus del que hablo es uno que me he sacado de la manga, como quien dice de forma similar a la que Maverick se sacó de la manga el carnet por puntos, sólo que en éste caso tiene una utilidad importante, al menos para mí.

Desconozco el resto de trabajos que ahí disponibles a elegir, pero el de informático ya lo tengo bastante estudiado y tiene una particularidad interesante, y es que en ocasiones no sabes cuando vas a poder finalizar una tarea, y ésta se puede alargar en el tiempo más de lo que te gustaría, demasiado más (¡uh! ¡qué mal suena demasiado más!).

Cuando las cosas tardan desmesuradamente en acabarse, el resultado es que acabas haciendo un buen número de horas de más, horas que en muchos casos acostumbran a seguir la fórmula de ni por Dios, ni por el Demonio. Fórmula que a todas luces no es agradable para quien hace esas horas.

Dicen que un borracho cuando regresaba a casa, en una aciaga noche de tormenta y fuertes vientos, pasó por un puente suspendido, y a medio camino el puente se mecía de un lado a otro. El pobre borracho viendo que de ésa quizá no salía, hacía un repaso de su vida y no dejaba de decir: Dios es bueno, pero el demonio … tampoco es tan malo. En simple previsión de a dónde pudiese ir a parar.

Bueno pues cuando te toca trabajar de más no puedes permitir que la cosa quede en un terreno de nadie, algo hay que hacer y mi solución son los Bonobuses. El Bonobus no es más que una sencilla hoja de Excel, con 3 columnas.

  1. Día y motivo de las horas realizadas de más (o de menos, hay que ser legal)
  2. Horas a sumar al Bonobus
  3. Horas a restar al Bonobus

Eso al final deja un balance de horas (que acostumbra a ser positivo) que después puedo emplear para tomarme algunos días festivos y así poder descansar, ir en bici, a nada o lo que me apetezca; y es que de tanto en cuanto darte un día de descanso sienta fenomenal. Después hay quien me dice que no trabajo nada de nada … es una forma de verlo 🙂

A falta de facturación, pues buenos son los bonobuses

19 noviembre 2006

Y otra vez a Santander

Filed under: Trabajando,Viajando — Patrick Ryan @ 9:28

Willy FogUna semanita interesante la que acabo de pasar en Santander, últimamente casi que parezco Willie Fox, de aquí para allí, y de allí para aquí, aunque a veces éso tampoco es tan malo, aunque acostumbra a ser cansado.

Y ésta ha sido de ésas ocasiones que relamente te dejan agotado, to the bones, porque parece que más o menos se alió todo para que así fuese. Por requerimientos del cliente tenía que estar allí el lunes a las 8:30, así que partí para allí el domingo por la mañana.

Lógicamente el sábado por la noche salí de fiesta, en busca de la chica de ayer. De todas formas sabía que no la iba a encontrar, porque así me lo dijeron las cartas, ni yo iba a encontrar a la mía, ni Maverick a cualquiera de sus dos opciones. Las cartas van de fábula cuando se trata de darte noticias que no te gusten, cuando quieres que te den una que te guste, entonces es como que son más remolonas.

Así que el domingo me levanté a las 8:30 para hacerme la maleta y salir para el aeropuerto con tiempo, bien que hice de salir temprano, porque aunque pasar por los arcos de seguridad no estuvo tan complicado como pensaba, pero la cola para facturar en Spanair tenía miga, como unos 50 minutos esperando.

EC-GTO SunsetDe nuevo tocó ir en un MD83 hasta Bilbao, EC-GTO (Sunset). En ésta ocasión como ya había metido algo en la panza el descenso hacia Bilbao no se me hizo tan vertiginoso, pero siempre entretenido, volar la familia DC9 de Douglas, McDonnell Douglas o Boeing es todo un placer para los sentidos, para la vista cuando lo ves desde fuera y para tu equilibrio cuando te encuentras dentro.

Al llegar a Bilbo ésta vez tenía que alquilar un coche en Hertz. Parece que mi habilidad con las camareras se ha extendido un poquito más allá. La chica de Hertz me dijo que pese a haber alquilado un grupo A me iba a proporcionar un grupo B, y me ofreción un Volkswagen Golf por sólo 10 €uros más al día. Mira que el Golf me gusta, que algunos anuncios de Volkswagen me gustan, pero preferí no tener que probar cosas tan exquisitas, a fin de cuentas mejor invertir el dinero en comer que en un coche. Como no quise la ampliación al Golf salí con un Renault Clio (políticamente muy correcto).

Me gustó el Clio, bastante cómodo, un motorcito que se comportaba bien, consumo reducido, control de velocidad (algo muy útil cuando llevas un coche al que no estás acostumbrado). De todas formas no lo veía con tanto aplomo como mi Ford Fiesta Ubuntu, yendo rápido con él, en las curvas le notaba un tanto descontrolado, el Fiesta sin duda en ése sentido dá mucho mejor feeling. Y después estaba el tacto del embrague, en el caso del Fiesta enseguida que empiezasa soltarlo ya va embragando, mientras que en el Clio comenzaba a embragar cuando ya casi tenías el pedal levantado del todo. Pero éso ya es más cuestión de acostumbrarse.

En fin, de camino a Santander me paré en Castro Urdiales, que había visto en el plan de ruta que era el pueblo más grandecito que me iba a encontrar de camino a Santander. Aparqué me di una vuelta por el paseo marítimo (bastante cuco, por cierto) para hacer apetito y cuando llegué cerca de la iglesia ya miré de seleccionar un sitio para comer. Primero me decidí por un restaurante llamado “La Marina” pero estaba cerrada, así que entre en “La Dársena” y comí de fábula; unas setas con crema de queso y un bacalao con vinagreta riquísimo todo. Vamos que había entrado destemplado y con más frío que un perro chico (me acostumbra a pasar cuando he dormido poco), y regresé para el coche más chulo que uno de Bilbao: el único tarao que iba por el paseo en manga corta, ¡así soy yo!

El trabajo no estaba muy interesante que digamos, de hecho aporté un poquito de mis conocimientos en Oracle y me acabaron encomendando tirar unos cables de red y configurar unas VLANs. Lo de los cables estuvo divertido, porque me dió la ocasión de ponerme a trepar por los racks para tirar los cables por encima del Rejiban, como me gusta hacer el mono 🙂

La vaca hace MuuuuA nivel de comidas estuvo interesante, un día fuimos a un restaurante perdido en la montaña, que tenían una abuela por allí controlando el servisio y parecía la señora a la abuela del anuncio de la fabada Litoral, espectacular. Después nos dimos una vuelta por las montañas locales viendo vacas y ponis, así que me tuve que acordar de las Puris de Terrassa, que por alguna extraña razón sienten debilidad por éstos animales (los ponis). ¡Ah! también ví a la Kate Moss de las vacas, nunca había visto una vaca tan flaca.

Bueno, y en Torrelavega ésta vez encontramos donde comer, estuvimos una noche en el Lucio y otra en La Villa Santillana, fenomenal en ambos. Al segundo habíamos ido recomendados y claro entable “amistad” con la camarera. Todo vino al pedir agua con gas, me preguntó si Vichy me estaba bien. HombrePorDios, ¡pues claro! la mejor agua con gas del mundo (sí, mejor que Perrier), así que a partir de la deducción de mi catalanidad pues ale, a charlar.

Y en el viaje de regreso no veas que estres, se volcó un camión en el autopista y estuve de retención más de una hora, pensé que aún me tocaría regresar a casa en coche, ya cuando llegué al aeropuerto de los nervios acumulados en el lavabo parecía que me hubiese tragado 2 garrafas de agua ¡que agusto me quedé!. Pero bueno, aún me dió tiempo de cenar un par de bocadillos y comprar unos bombones para la gente de la oficina, para los que se los merecen y también para los que no.

Y después de esa odisea, llegua a casa a la 1h y levántate para ir a trabajar al día siguiente… estaba tan dormido que salí de casa con el pijama puesto (sólo la parte superior), aún así, como de costumbre de los primeros en llegar, muu mal acostumbraos los tengo.

Punto y final

Filed under: Five Miles Out — Patrick Ryan @ 2:51

Tiempo atrás andaba escribiendo un diario dual con las cosas que vivía y las cosas que soñada. Al comenzar las vacaciones, en parte por los cambios de horario y en parte por haber comenzado a escribir éste blog fuí abandonando la escritura con papel y boli, resultando que no tenía ninguna entrada registrada desde principios de Agosto.

De aquellas tenía ciertas ideas o pensamientos en la cabeza, que ya no tenía ganas de reparar en ellos y mucho menos de plasmarlos sobre papel. Es curioso, cuando piensas que no quieres pensar una cosa determinada, en ése mismo momento ya lo estás haciendo, aunque sólo sea porque piensas que no lo quieres pensar, concepto cuanto menos interesante. Por eso que el pensamiento es libre aún cuando la actuación pudiese verse limitada: nadie puede evitar que pensemos lo que queramos, ni tan siquiera nosotros mismos.

Pero el tiempo transcurre, unas luces se apagan y otras se encienden; así llega un momento que retomas el boligrafo y haces algo que no tiene vuelta atrás; plasmas lo que en otros momentos no querías pensar, pasas página, cierras un círculo y así te dispones a dibujar otros.

Próximo capítulo en su casa.

17 noviembre 2006

WIN Litera Team (v)

Filed under: Trabajando,Viajando — Patrick Ryan @ 7:32

El viernes ya poca cosa tuvo, pero no dejó por ello de tener su interés. En el aeropuerto 5 personas conseguimos ser invisibles para otra, especialmente interesante si contamos que estábamos todos juntos.

En el avión con mi eterna simpatía, no siempre bien comprendida a un compañero que era la primera vez que viajaba en avión le dije. Tranquilo, que al estar tan detrás, tenemos un margen de error en caso de colisión delantera. Justo que en ese momento pasaba una azafata y no veas con que cara me miro, hay miradas que matar igual no matan, pero cuanto menos dan miedo.

En fin, sin duda una semana interesante de la que después llegó a salir JNCS, conformado por las siguientes personas:

  • El abuelo, el  número 1 entre los número 2.
  • Uff uruff, y su sexy pijama
  • Friend, también reconocible como el chupacabras
  • Jimmy Neutrón, escritor de éxito discutible.

Y es que en ocasiones, es en los momentos más complicados cuanto mejores amigos se hacen 🙂

El orden de los eventos igual no está situado correctamente en los días que le corresponde, pero creo haber reflejado fielmente la gran semana de convivencia que allí tuvimos

¡Alcemos nuestras copas!

16 noviembre 2006

WIN Litera Team (iv)

Filed under: Trabajando,Viajando — Patrick Ryan @ 7:31

El jueves iba a ser un día con sus pequeñas sorpresas. Yo ya me relamía pensando en las dos semanas de vacaciones que iba a tener al regresar de Madrid. Y es que dos semanas de vacaciones sientan bien el cualquier época del año, te relajas, te olvidas un poquito de todo. Me gusta cogerme las vacaciones lo más tarde posible porque eso hace que pueda volver a coger aire, y así aguantar sin problemas hasta las vacaciones de verano; una teoría tan absurda como cualquier otra (de las múltiples que tengo) pero que hasta el momento que ha dado buenos resultados.

SidraY en esas tesituras estaba cuando mi jefe me informa “oye Patrick, que resulta que tenemos muchos proyectos en marcha y entonces ahora nos viene fatal que te pilles las vacaciones, a ver si las puedes hacer más tarde o sino te las pagamos…”. Y uno que es tontito, pues dice que sí. Adiós a mi fabuloso plan.

Por la tarde al salir del curso nos fuimos a dar una vuelta por el centro de Madrid, la plaza del Sol, la plaza Mayor (que no difiere así demasiado de la de Salamanca o San Sebastián) y acabmos metidos en una sidrería. Dispuestos estábamos a dejarnos allí unos buenos Euros, pero mira resulta que si no te ponías a comer en ése momento no tenías derecho a sentarte en las mesas.

Fuimos a otro sitio, la torera … bueno en cualquier caso un sitio con un montón de fotos de toros y toreros. Allí el mismo sermón, mesa solo si váis a comer, como ya era una hora considerable decidimos sentar el culete y dedicarnos a probar la gastronomía que tuviesen a bien de ponernos sobre la mesa.

A cierta hora comencé a ser increpado por dedicarme a beber Vichy Catalán (agua con gas, de la buena buena) mientras ellos estaban con cerveza. Así que hice el único truco de magia que se hacer: hacer desaparecer la bebia. Todo consiste en tener un vaso con la bebiba que sea, y nada por aquí, nada por allí … ZAS, ya no queda líquido en el vaso 🙂 el truco, obviamente, está en ingerir el líquido. Eso te provoca una euforia casi instantánea, y perder habilidad para jugar con el vaso que tienes entre manos, llegando casi a tirarlo, ante el divertimento de la camarera que por allí andaba (ésto de las camareras parece comenzar a ser algo grave) .
Y la vuelta al piso, de lo más agradable, oiga.

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.