Wunala Dreaming

16 noviembre 2006

WIN Litera Team (iv)

Filed under: Trabajando,Viajando — Patrick Ryan @ 7:31

El jueves iba a ser un día con sus pequeñas sorpresas. Yo ya me relamía pensando en las dos semanas de vacaciones que iba a tener al regresar de Madrid. Y es que dos semanas de vacaciones sientan bien el cualquier época del año, te relajas, te olvidas un poquito de todo. Me gusta cogerme las vacaciones lo más tarde posible porque eso hace que pueda volver a coger aire, y así aguantar sin problemas hasta las vacaciones de verano; una teoría tan absurda como cualquier otra (de las múltiples que tengo) pero que hasta el momento que ha dado buenos resultados.

SidraY en esas tesituras estaba cuando mi jefe me informa “oye Patrick, que resulta que tenemos muchos proyectos en marcha y entonces ahora nos viene fatal que te pilles las vacaciones, a ver si las puedes hacer más tarde o sino te las pagamos…”. Y uno que es tontito, pues dice que sí. Adiós a mi fabuloso plan.

Por la tarde al salir del curso nos fuimos a dar una vuelta por el centro de Madrid, la plaza del Sol, la plaza Mayor (que no difiere así demasiado de la de Salamanca o San Sebastián) y acabmos metidos en una sidrería. Dispuestos estábamos a dejarnos allí unos buenos Euros, pero mira resulta que si no te ponías a comer en ése momento no tenías derecho a sentarte en las mesas.

Fuimos a otro sitio, la torera … bueno en cualquier caso un sitio con un montón de fotos de toros y toreros. Allí el mismo sermón, mesa solo si váis a comer, como ya era una hora considerable decidimos sentar el culete y dedicarnos a probar la gastronomía que tuviesen a bien de ponernos sobre la mesa.

A cierta hora comencé a ser increpado por dedicarme a beber Vichy Catalán (agua con gas, de la buena buena) mientras ellos estaban con cerveza. Así que hice el único truco de magia que se hacer: hacer desaparecer la bebia. Todo consiste en tener un vaso con la bebiba que sea, y nada por aquí, nada por allí … ZAS, ya no queda líquido en el vaso 🙂 el truco, obviamente, está en ingerir el líquido. Eso te provoca una euforia casi instantánea, y perder habilidad para jugar con el vaso que tienes entre manos, llegando casi a tirarlo, ante el divertimento de la camarera que por allí andaba (ésto de las camareras parece comenzar a ser algo grave) .
Y la vuelta al piso, de lo más agradable, oiga.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: