Wunala Dreaming

24 noviembre 2006

El bug de la máquina de tabaco

Filed under: Leisure — Patrick Ryan @ 0:11

Ugly BugÉsta semana viene medio rara, así que vaticino un fin de semana espectacular. Demasiadas cosas, hasta que llegamos a lo que más me fastidia, que se me reproduzcan problemas del trabajo en casa. Más que nada que las historias éstas que no sabes ni por donde cogerlas, no deberían tener cabida en la vida habitual.

Todo empieza cuando a mi padre se le ocurre que le cambién el precio del Gold Coast en la máquina del tabaco. En ése momento me propongo como reto enseñarle a cambiar los precios el mismo y mira que a mí ésto de la formación no me gusta nada; pero es la ocasión buena de que el hombre se me vaya emancipando tecnológicamente, de eso a montar un cluster ya hay menos pasos.

Muy convencido de que lo vaya a hacer la próxima vez no estoy, y mi hermano no quiere ni sentir hablar del bar, ya ni te cuento de la máquina del tabaco. Pero pensé que ya el día en ése momento no daba más de sí. Cuando me topé con un bug que ríete tú de los Ciscos que tenemos in the Navy.

-Que no funciona el Ducados Rubio. A ver si te lo puedes mirar.

Ya comienzan las complicaciones. Poniendo los 2,25 €urazos que cuesta la máquina pasaba bastante de darte el tabaco y no reaccionaba. Mi primer pensamiento fué ¡ale! un pulsador que se ha ido al carajo. Pero una vez devuelto el dinero enchufado, le doy al botón, y a la primera que me pone el precio en el display. En fin, Ley de Murphy, justamente el botón le da por funcionar cuando no te interesa … tampoco era eso.

Dejo que me venga la inspiración y decido ponerle más dinero a ver que pasa. ¡Ostras! resulta que entonces me da un paquete de Nobel y me lo pone a precio de Nobel. Interesante ,interesante. Y entonces descubro un truco que sorprendería al mismísimo Maverick. Si le pongo 4 Euros me fastidia porque me da un Nobel y el cambio bien (aún pulsando por un Ducados Rubio); pero si le meto 2 €uros y medio entonces no sólo me da el cambio del Nobel y el Nobel sino que además un paquete de Ducados Rubio. ¡Niño! éste fin de semana nos vamos a forrar con el truco 🙂

Mira que tengo mis días que estoy obtuso con las matemáticas (con las más elementales, con las serias obtuso he estado siempre) pero está claro que por el precio de un paquete de tabaco sacarte dos, no puede ser muy beneficioso para el negocio. Así que después de toquetear y toquetear, decido que casi mejor quito el Ducados Rubio del carril, no sea que alguien lo descubra. A esas ya tenía a mi padre casi subido por las parece

-Entonces ¿no lo puedes arreglar?

Sí hombre, como que me paso el día arreglando máquinas de tabaco, no te digo. Lo mio es arreglar procesadores con una pinza de arrancar los pelos de las cejas, o arreglar la parte posterior de una blade con un trozo de chapa para que encaje en el chasis.Pero vamos que por lo que pueda pasar yo sigo intentando mis cosas y la ingeniería inversa con la máquina de tabaco de marras. Y ya que había sacado todos los paquetes dí con la solución mágica para arreglar el problema (de la cual no me acuerdo, no sea caso que me pase otra vez y lo pueda solucionar sin romperme los cuernos de nuevo) y otra vez a llenar el carril con los paquetes de tabaco.

Impresionante, además haciendo las cosas como se hacían antes, sin consultar en google, sin utilizar el ethereal para sniffar lo que está sucediendo.

Maverick, ahora estoy hay que encontrar la forma de ver como utilizar la misma estrategia el fin de semana en el Dalai, no tiene que ser tan diferente ¿no?

Anuncios

2 comentarios »

  1. La vida del SysAdmin no acaba en los servidores

    Y es que no sólo Microsoft se encarga de hacer software con algún que otro bug. Cualquier cosa que se enchufe parece ser susceptible de llevar incorporados fallos, y cualquiera sabe que un informático ha de dominar cualquier trasto que se enchufe a la

    Trackback por Fresqui.com — 8 enero 2007 @ 19:47 | Responder

  2. […] mucho y demasiado, así que intenté resolver el tema civilizadamente (para algo soy experto en pelearme con máquinas), esto es, propiciándole pequeños golpes en el frontal de la máquina, básicamente porque eso […]

    Pingback por La máquina de mugres « Wunala Dreaming — 23 febrero 2008 @ 10:10 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: