Wunala Dreaming

13 abril 2007

Flashing lights

Filed under: Cars,Manías — Patrick Ryan @ 6:50

Rear LightsSi hay algo que me pone nervioso al conducir es tener que quedarte detrás de algún coche (o peor, camión) al que las luces de freno no le funcionan. No es que sea todos los días que te lo encuentres pero tampoco resulta raro encontrárselos de tanto en cuanto. Y a la que me encuentro con alguno así hago lo posible para no pasar demasiado tiempo inmediatamente detrás, y preferiblemente estar delante. El tema es muy sencillo, a poco que te descuides, te frenan tardas más tiempo en darte cuenta y para cuando pones el pie en el pedal del freno ya se te hace demasiado tarde. Y como das por detrás, déjate de milongas tuya es la culpa.

Y mira hoy que me he encontrado con un espécimen particularmente curioso, camino de la navy, un Seat León (del modelo antiguo) cuya luz de freno en el alerón iba iluminándose de forma parpadeante. De tal forma que se iluminaba como unas 3 o 4 veces y a la siguiente como por simpatía los pilotos normales también se iluminaban tímidamente. Un auténtico calvario seguir a éste chico. Ya que lo ví de lejos me fui mirando de hacer el tejemaneje para no tener que aguantarlo delante, pero al final, aguanta candelita y síguelo durante un par de kilómetros.

Al menos al frenar sí que se le encendían bien los pilotos de freno, lo cual dentro de todo ya es un consuelo, pero la idea de ir detrás de una discoteca andante así de principio es un tanto desalentadora. Y la pregunta que me corroe por dentro ¿será eso multable?

Anuncios

2 comentarios »

  1. Peor aun es cuando vas detrás, de noche!!!

    Tienes tus pupilas bien abiertas, para ver mejor, y de repente, zas!, te dejan ciego y viendo lucecitas flotando por el aire…, si es que pareciera que todo el mundo llevara las luces antiniebla!!!

    No te quiero ni contar lo que supone ir por la M-30 en Madrid, que con todas las obras se va lentísimo y frenando todo el rato, de noche y lloviendo, que encima se iluminan todas las gotitas de agua del cristal….

    La culpa la tiene “el coche fantastico”, ha convertido a todas las casas de automóviles en una panda de macarras.

    Comentario por MacCano — 13 abril 2007 @ 14:08 | Responder

  2. Bueno, quiero creer que lo del Seat León debía ser un problema eléctrico y no un comportamiento deseado. Bueno, pues a eso súmale que seas miope, lleves gafas y te haya pillado la tormenta de camino al coche, con lo cual también lleves gotas en los cristales, o peor, los hayas intentado medio limpiar y te queden guarros de narices. ¡Una aventura en colores!

    Comentario por Patrick Ryan — 13 abril 2007 @ 21:29 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: