Wunala Dreaming

11 junio 2007

Un finde raro

Filed under: De fiesta,Manías — Patrick Ryan @ 6:36

He de reconocer que yo soy un tipo raro, o extraño. ¿Porqué no? Eso de que todo el mundo sea igual es muy aburrido, así que no está de más poner una nota discordante o de color. Pero se encuentra uno cada caso extraño por ahí que casi te da a pensar que igual tan raro tan raro va a ser que tampoco.

El sábado estuvimos por las Carpes del CIM de fiesta, con la novedad de que me despisté y tuvimos que dar la vuelta en la siguiente salida del autopista. Si ya ir a las carpas es un poco enrevesado desde Sabadell, cuando se hace en el otro sentido ni te cuento porque las líneas de la carretera ni se ven, y te tienes que ir imaginando en que punto está el desvío, terrible.

Llegamos y la primera en la frente, una chica delante de la entrada, con un perro en brazos. ¿Pero que haces con un perro en brazos a la entrada de unas carpas? Y no, no es que anduviese por ahí de paseo, porque vienen estando a una distancia más que considerable de cualquier sitio habitado. Ya puestos dentro, para no desentonar, con un trozo de cinta blanca acabé haciéndome una corbata, para practicar que después cuando un día quiera anudarme una me lo tengo que pensar demasiado.

Y cuando salimos, la debacle. Se nos acercan un par de energúmenos, uno gritando “que te doy 5 Euros si me dejas enviar un SMS”, y el que venía con él “pues yo te doy 3”. Desde luego el tío como negociador no tenía precio. Vaya dos pintas, que los había echado el portero. Total que le dejo el móvil que llame a los amigos que salgan … si lo llego a saber lo lleva claro. Cuando consigue contactar con uno, se pone a berrear “eeeeehhhh, ¡que le digas a mi primo que salga” y otras perlas como “que me traiga las llaves del coche para irme a casa, o si no robo uno”, lamentable. Para aderezarlo no pregunta: “¿Y qué, sois de ERC, del PSOE? ¿Porque no seréih del PP eh?”, aumentando el grado de lamentabilidad.

Y para acabar el domingo mientras estaba en el bar, que se me acercan un grupo de niños a comprarse un helado. Total que el chaval va y me pregunta si tengo un soplón, como no tengo ni idea de lo que es, le pregunto que se me explique más; el chaval intenta comenzar a explicarse pero se arma un lío del copón y no consigue ni llegar a explicarme que lo que quería era un helado; pero nervioso que se estaba poniendo el crío. Por  suerte, una prima, o hermana o compañera de la pandilla, me dijo que era un helado con no se qué forma y colores. Total que le dije, que ese helado pues no lo tenía, vamos que ni la marca del mismo, ¡pues se me fue el niño llorando!

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: