Wunala Dreaming

16 septiembre 2007

Sinoclock

Filed under: Manías — Patrick Ryan @ 11:33

Como preludio a la depresión postvacacional, que en mi caso además también es prepostvacacional mi reloj decidió unirse al bajo estado anímico dejando de funcionar, pilas ko. Todo eso lo hizo mientras estaba nadando, al consultar cuanto rato llevaba nadando vi que el cronómetro dejó de ir, después fue la aguja del secundero y finalmente el reloj entero.

Con lo bien que me lo paso con el reloj. Si me aburro lo miro cada poco tiempo, por supuesto sin enterarme de la hora que es, mira, me distrae. Y es que como es un pequeño mazacote de acero pesa lo suyo y su presencia se nota, voy sin el y me siento … como desnudo, nada un motivo más para comenzar el curso sin ganas.

Y lo que realmente me molesta del reloj: cada vez que le tengo que cambiar las pilas me lo tienen fuera de circulación como cerca de un mes, una agonia de mes que se hace eterno. Hay gente que se sorprende, pero es que solo me quito el reloj para pasar por los controles de seguridad del aeropuerto, ni para dormir, ducharme; nada de nada. A fin de cuentas es el único adorno que llevo encima, todo y que igual me animo y me vuelvo a poner el trébol.

Tic tac tic tac …

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: