Wunala Dreaming

9 noviembre 2007

The french connection

Menuda semana más movida. Todo (casi) liado en una pequeña France en medio de Madrid. Vuelta a mi pesadilla de Abril y Mayo. Bueno esta vez al menos iba también con un compi de Bilbao, así que las posibilidades de que la cosa acabase siendo menos negativa crecían sensiblemente.

En fin, una gentuza que les ha dado por trasladar toda su maquinaria a un CPD en los alrededores de París, venga a mover máquinas de aquí para allí. Casi parecen el lema de la compañía de seguros suiza Zurich, because change happenz. El problema más grave que se les presenta es su funcionamiento en modo semi-funcionariado, así que el proyecto está condenado al más rotundo de los fracasos, cuanto menos en términos de tiempo. Y en su caso el tiempo es ORO.

La llegada no estuvo mal, a la que te dicen donde te colocas, una rubia espectacular y una morena que no se queda absolutamente nada corta. Ya que llevábamos la onda y guasa del bar de los pivones de Ávila, no tardamos en adoptarle el mote de “El pibón” a una Mexicana (cuidado que su origen es más imaginación mía, que un hecho contrastado). Y cachondeo generalizado, cuando la primera rubia que vimos, me empieza a interrogar acerca de en que universidad he estudiado. Los compis de trabajo ya me han emparejado con la niña. Qué se yo, igual es cuestión de aprovechar que la semana que viene estoy solo ante el peligro para poner mi mejor carita de pena e intentar convencerla para que me lleve a conocer Madrid.

Pero vamos, volvió el stress. Lo que me va a tocar hacer en los próximos días es lo que menos me encaja, tener que ir persiguiendo a todoelmundo para que las tareas se vayan cumpliendo, topar con una piedra, ver como sortearla al tiempo que tropiezas con la siguiente … equilibrismo en estado puro. A mí que lo que realmente me va es ensuciarme, ponerme con las manos en la masa y sacar trabajo de encima a un ritmo infernal si es necesario … ¿pero perseguir a la gente? Eso parece algo más a la medida del bueno de Dom, en unas días los iba a poner a todos firmes; aunque no sirviese de mucho, pero ¿y las risas que te echas?

La posibilidad que tiene esta gente de avanzar en el proyecto, es que mi tocayo, jefe a su vez del que me tiene que comandar allí, tomase las riendas a tope en el asunto. Uno de los días me metieron en una reunión celebrada a trozos en inglés y francés; el tipo se encargaba de ir sacando las piedras del camino en uno de los proyectos, que si prepárame la Hitachi por aquí, que si cambiemos de CPD si en el que se pensó originalmente no llegamos a ningún lado, consígueme una VLAN de cluster como dice el tocayo por allí, reemplázame unos servidores que no se ajustan a las condiciones por allá. Hora y media, cabeza como un bombo, pero avances importantes.

Así que me veo por una larga temporada pernoctando en el hotel de los sultanes, haciendo money for nothing.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: