Wunala Dreaming

26 octubre 2008

Desmontando a Novotel

Filed under: Viajando — Patrick Ryan @ 17:26
Tags: ,

Una de las características comunes a las habitaciones nuevas del Novotel donde me hospedo habitualmente reside en el tapón de la pica del baño, que en casi ninguna funciona. En algunas ocasiones para que no se quede el agua parada simplemente saco el tapón móvil de su sitio y problema solventado. Pero claro, eso de dejar un hueco, un agujero negro … ¡¡Murphyyyyyyy!! obviamente algo se acaba deslizando por ese agujero.

Y eso es lo que me pasó con un tapón, se me fue a caer a la pica, empezo a dar saltitos para acabar irremediablemente bajando por el desagüe. Algo así como la canasta decisoria para un partido en una película americana. Por cierto, estaría bien que de tanto en cuanto saliese algún guionista que no dejase que el gol, la canasta o la desactivación de la bomba para el último segundo … un minuto y medio antes ya va bien. Pues nada, con cara de bobo me quedé mirando ese agujero.

Dada la situación tenía al menos dos alternativas:

  1. Dejar ahí el tapón por los siglos de los siglos, o hasta que el fontanero de turno arreglase aquello.
  2. Hacer de fontanero, con mis manos como única herramienta.

La opción 2 sería la que nunca debería elegir, porque ya desde pequeño he demostrado una preocupante ineptitud para todas aquellas tareas que requieran un poco de arte. Me aprobaban la asignatura de plástica (que no sé si continuará vigente en la actualidad) más por lástima y por la nula utilidad de la asignatura que no por mis habilidades para dibujar un perro y que no se pudiese distinguir de un gato, un caballo o una moto que hubiese dibujado con anterioridad.

Pero como eso de escoger la opción menos indicada es algo que se me da francamente bien, pues allí me lancé a desmontar los tubos que había debajo de la pica, hasta que tirando de aquí y de allí me quedé con varias piezas en la mano, y otras tantas rodando por el suelo. ¡Ups! ¿y esto como estaba montado antes?. Así que ahí estuve liado el último día, haciendo ingenieria inversa de los desagües hasta volver a montar de nuevo el sistema. Después de unos tantos sudores conseguí volver a montarlo, y al abrir el grifo la cosa funcionaba correctamente.

Por esta vez, prueba conseguida, para la próxima dejo el tapón toda la semana y ya el último día cuando lo tenga todo recogido, dejo que el agua se escape 🙂

Anuncios

23 octubre 2008

Censura habemus

Filed under: Blogroll,Writing — Patrick Ryan @ 9:53
Tags: , ,

Alguna vez he divagado sobre mis manías con la buena escritura, igual es que soy maniático, o tal vez simplemente se un snob de mierda, el caso es que me molesta bastante leer cuando hay muchas faltas de ortografía. Si me pongo purista de más, que falten signos de puntuación también lo podría considerar un tanto molesto.

Algunos de los comentarios que hay publicados claman al cielo en cuanto a la ortografía, otros en lo que se refiere a la mera redacción, en otros se combinan ambos y hace falta tomárselo con calma para entender su significado. Y para finalizar están los comentarios que alegremente se dedican a insultar.

Simplemente estos últimos me estoy dedicando a borrarlos. Acepto la crítica, me gustará o me pondrá furioso, pero (como ha soltado hoy un italiano en una reunión) que me vengan a romper los cojones, por ahí ya no paso.

19 octubre 2008

Me pareció ver un lindo gatito

Filed under: Hogar — Patrick Ryan @ 16:08
Tags:

Cuando me acerqué este fin de semana por casa mi madre me dice que tenemos un invitado sorpresa nuevo en casa. Así de repente se me ocurrió que lo mismo algún amigo de mi hermano había hecho una escapada de casa y había conseguido refugio en casa, de chiripa, porque no están mis padres mucho por esa labor. Un gato, se había colado un gato en la terraza, y concretamente en la caseta en la que está la lavadora.

Con mucho sigilo subí para comprobar el estado de la cuestión, que con un gato de por medio hay que irse con mucho ojo, si se sienten amenazados se te tiran encima con las uñas afiladas y puedes acabar francamente mal. A primera vista parece que el inquilino había tomado las de Villadiego (que por cierto, lo acabo de comprobar y está cerca de Burgos), hasta que me asomé por detrás de la lavadora y ahí estaba tumbado a la sombra.

A mi madre ya la tenía un tanto preocupada por ver como deshacerse del gato. Se me ocurrió que lo suyo sería ponerle algo que no le oliese muy bien para que saliese por patas de allí, y cuando digo algo que oliese mal, lo digo en el sentido más literal. Si aún tuviese mi Quimicefa por ahí fijo que con un poco de azufre y un mechero hacía ahuyentar al gato en cuestión de segundos, pero a falta de Quimicefa, y un domingo por la mañana temprano como que no se me ocurría de donde sacar azufre. Un poco de investigación casera en internet me acabaron dando la clave: pimienta.

En una taza me dediqué a darle vueltas al molinillo para triturar la cantidad suficiente de pimienta y dejarla dentro de la caseta, lanzada a una cierta altura. Remedio de santo, al cabo de los minutos el gato estaba ya en el tejado quejándose de la pimienta, lo que hizo que sus dueños lo escuchasen y viniesen a por el minino: final feliz 🙂

14 octubre 2008

Habitación desproporcionada

Filed under: Five Miles Out,Hogar — Patrick Ryan @ 12:05
Tags: ,

Esta semana me ha tocado una habitación de medidas desproporcianadas, en lo que se refiere al cuarto de baño. Resulta que la taza del water está tan alta que pese a medir 1,74 resulta que si me quiero sentar tranquilamente a leer el periódico o a plantar un pino, lo tengo que hacer con los pies, no colgando pero sí de puntillas, como si fuese un niño.

Bueno, lo habitual es encontrarse con lo contrario, con tazas u orinarios que están a una altura muy baja; así que encontrarse uno que esté al reves no debería ser del todo raro. Pero resulta que en el mismo cuarto de baño, si me quiero dar un duchazo pues me tengo que poner de rodillas porque la barra del mando casi no me llega a la barbilla. Muy curioso.

9 octubre 2008

Con lugar a dudas

Filed under: RealPolitik,Trabajando,Viajando — Patrick Ryan @ 12:18
Tags: ,

¡¡Menuda pesadilla para mi condición de antisocial!! Resulta que ahora me toca ir hablando con los usuarios para ver si les funcionan diversas aplicaciones desplegadas en Citrix. Como obviamente no conozco a ningún usuario la nena se ha ido encargado de hacer las presentaciones oportunas. Entre la presentación se encontraba el siguiente texto:

Patrick è un esperto spagnolo, che lavora sul progetto, parla correntemente inglese e, ovviamente, spagnolo.

Esto traducido al cristiano de aquí (más que nada que la sede principal de lo que viene siendo el Catolicismo está aquí en Italia, así que igual su cristiano es más cristiano que el nuestro), vendría a ser algo así como: Patrick es un experto español, que trabaja en el proyecto, habla correctamente el inglés, y obviamente el español. Bueno, lo de que me traten de experto me ha gustado, en cualquier momento puedo ir a la televisión para hablar de lo que haga falta en mi condición de experto; realmente es que a falta de experto, pues ya va bien el Patrick. Por el resto pienso que es claro que el mensaje subyacente es: con este tipo o te comunicas en inglés o español, o vais a tener que hacer señas y dibujitos en un papel.

¡Pues no señor! Visto que la gente que va contestando lo hace con total alegría e impunidad en italiano, lo que deben de haber entendido es:

Te informo que el experto (me gusta como queda es de experto) es un tipo que sabe hablar (es decir, además del Italiano, que lo sabe hablar todo el mundo en todos los lugares) inglés y por supuesto español, así que si queréis practicar cualquiera de los dos idiomas va a ser una oportunidad única.

Esto viene a reforzar mi teoría que en este lugar a la gente cuando le indicas algo, se lo tienes que dar con todo lujo de detalles para que no les quede ni el menor fleco a la interpretación por omisión, como es el caso. Y de momento ya me estoy viendo hablando con esta gente en mi italiano más cutre, con la mejor intención puesta en el empeño.

6 octubre 2008

Weekend diferente

Filed under: Cuisine,De fiesta — Patrick Ryan @ 9:19
Tags: ,

Este fin de semana ha sido un tanto peculiar en cuanto a la planificación. Había un hito importante dentro del fin de semana, una Barbacoa con los amigos en Mura para celebrar el cumpleaños de la hija de uno de ellos. La barbacoa implicaba algunas cosas, las principales: madrugar el domingo para ir a Mura y tener una cantidad de comida descomunal a la que hincar el diente.

Por otro lado me apetecía salir de fiesta durante el fin de semana, y a veces parece que con todo no se puede; pero hay que tener más fe en la cantidad de tiempo disponible. Para lograr el objetivo de salir de fiesta y además ir a la barbacoa había que organizarse; pero además hacerlo teniendo en cuenta que el lunes toca madrugón para ir al aeropuerto.

Una de las claves era hacer una buena siesta el sábado; como últimamente me estoy acostumbrando a hacer siesta los sábados esto no fue ninguna dificultad (cuando las siestas las hacía sin regularidad, me levantaba totalmente atontado de las mismas). Salir de fiesta por la noche iba asociado a no beber para no ir a la barbacoa con los efectos del alcohol, ni los inmediatos ni los posteriores (resaca). Hasta aquí todo fácil.

Levantarse un domingo a las 8h después de salir de fiesta requiere una fuerza de voluntad considerable y era el primer escollo. Aguantar de pie una vez levantado el segundo. Si se consigue eso, pues ya puedes pasar el domingo con mayor o menor esfuerzo.

Después del copioso almuerzo y la copiosa comida la vuelta a casa me deparaba un buen montón de ropa tendida, esperando para ser recogida y planchada. La opción de la plancha la desestimé en un primer momento porque haciendo revisión comprobé que tenía ropa suficiente para pasar la semana en Italia; sin embargo la visión de la cantidad de ropa que me podía esperar para la semana siguiente si no sacaba algo de la cola de la plancha esa tarde, me animó a poner agua en la plancha y hacerla correr de un lado a otro para dejar a un lado las arrugas en la ropa.

Para finalizar el fin de semana, el plan era irse a dormir antes que los Lunnis para poder dormir una cantidad de horas aceptable antes de que el despertador sonase a las 4h (y por si las moscas programar el reloj del móvil personal, del móvil de empresa y del reloj de pulsera). Así que al final acabé en la cama a las 20:30 con todo metido en la maleta (a excepción del disco duro USB que se quedó olvidado) listo para levantarme y salir para el aeropuerto.

Pese a las precauciones tomadas, el lunes por la mañana había sueño. Lo suficiente para haberme dejado el libro que estoy leyendo en el lavabo del aeropuerto (a ver si hay suerte y tienen una sección de objetos perdidos) e ir dando cabezazos en el Malpensa Express camino de Milán …

3 octubre 2008

Malafama

Filed under: Castañas,Morenas,Rubias,Trabajando — Patrick Ryan @ 21:34
Tags: , , , ,

Andaba estos días de KitKat de Italia, disperso por la universidad. No estaba estudiando, que ese tema pues lo tengo abandonado; concretamente si no me fallan los cálculos la última vez que me puse a estudiar fue por allá el 2002 para hacer los últimos exámenes de certificación de Sun Microsystems: el Workgroup, Enterprise y Datacenter.

Sun Ultra Enterprise 150

Pese a haber estado certificado con Sun Microsystems (diría que mis certificaciones están un tanto caducas) con el tiempo me he ido haciendo menos proSunnero… hasta llegar al punto de tildar las máquinas Sun como una castaña delante de un cliente que a mi supercomentario respondió con un rotundo: ¡Nooooooo, que yo tengo muchas! Pues llámeme inoportuno o políticamente incorrecto, pero eso no va a variar mi opinión. Particularmente me desilusionaba la mala costumbre que (al menos antes) tenían las máquinas Sun de negarse a arrancar cuando en ocasiones se habían apagado por motivos varios y diversos.

La Ultra Enterprise en ese sentido fue la reina de corazones en Broadmation, allí estaban en un principio la web y el correo en dos máquinas distintas. A una de ellas le pusieron como nombre Jocker, y bien acertado que estuvo :). SMS me recordaba como me costó aprender la lección sobre las máquinas Sun, ya que alguna vez apagué con una alegría inmensa alguna máquina.

Pero durante esta semana también me han reportado mala fama: me han llamado repetidor; y es que cada vez que íbamos al comedor de la universidad, obviamente no parecíamos los alumnos standard; pero peor aún, en una de las visitas al comedor, después de volver de echarle un vistazo a la máquina de vending me llamaron ¡¡VICIOSO!!. Y puedo prometer y prometo que en aquel momento fui a mirar que había en la máquina de Vending (dentro) y no lo que había alrededor.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.