Wunala Dreaming

3 noviembre 2008

El libro más caro

Dejarme un libro en algún vuelo es algo bastante habitual en mí, así que en alguna ocasión tuve que comprarme un libro dos veces para poder acabar de leerlo. Todo hasta que me dió por comprarme el gran éxito de Federico Moccia Perdona si te llamo amor; unas 750 páginas de libro, que unas horas de lecutra bien que garantiza.

Si me compré el libro es porque en alguno de los hoteles que estuve en Milán vi que tenían en la televisión de pago la película Scusa ma ti chiamo amore.  Ojo que para mí la traducción correcta del título debería ser “Persona, PERO te llamo amor”, ya que hasta donde yo sé de italiano ma equivale a pero, incluso el traductor del google está conmigo. A pesar de que el título pueda parecer extremadamente cursi, la verdad es que el libro está bien, no es el tipo de literarutra que más me gusta pero aún así lo leí a gusto.

Peeeero, una mañana al llegar al aeropuerto de Milán, fui al lavabo a hacer un rio y me lo dejé apoyado al lado de la pica del lavabo (sí mira, tengo la costumbre de lavarme las manos después de hacer ríos) y ahí se quedó. A la que llegué el sábado a casa, aprovechando que tenía que ir al Alcampo a comprar varias cosas lo volví a comprar. Esa semana a la vuelta me lo dejé en el asiento del vuelo de EasyJet en Barcelona. Y el lunes conseguí meterme en una tienda del aeropuerto nada más abrirla y volver a comprar el mismo libro … total, que a 20 euros aproximadamente que cuesta el tocho, ya puedes hacer cuentas del pastiferio que me he dejado para leerlo.

Quien no tiene cabeza, ha de tener pies, y en su defecto cartera 😦

Anuncios

1 comentario »

  1. Eso que comentas me ha pasado alguna vez, pero por prestar un libro, creerlo perdido y luego encontrarme con dos. O en la uni, comprarme el de inteligencia artificial, el de estructuras de datos y el de matematica discreta y luego encontrarlos (y en el otro idioma, ahora los tengo bilingües).

    Pero donde me gasto los cuartos es en los libros tecnicos, sobretodo de buenas editoriales, de Springer-Velarg, de Wiley & Sons, de MIT Press, … Cuestan una pasta, pero hasta el papel es diferente. Pasan los años y esos clasicos siguen ahí echándome un cable cuando google me da ristras de enlaces muy largos de leer o cuando no se que hacer. Los manuales, de editoriales más mundanas pasan de moda, como los temas que tratan. Y acabas teniendo manuales de Clipper Summer 87, Clipper 5, Turbo C, Masm, …

    Comentario por Firewater — 4 noviembre 2008 @ 13:08 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: