Wunala Dreaming

17 abril 2009

Saltando

Filed under: Cars — Patrick Ryan @ 7:54

El otro día me dio por pensar sobre las bandas reductoras de velocidad y su pésima colocación, al menos en la calle en las que me las encuentro casi todos los días.

Banda reductora de velocidad

Banda reductora de velocidad

El caso es que como su nombre indica el objetivo de este sacadineros de 3M (que probablemente sean de los pocos que fabrican estos cachivaches) es hacerte reducir la velocidad antes de pisarlos, por respeto a las suspensiones de tu coche (y al pastizal que cuestan reemplazarlas) e incluso a tu propia comodidad. Pero ya que los ponen lo suyo sería que estuviesen en un sitio medianamente estratégico. Siendo como es una calle de dos direcciones, para mí la mejor posición sería ponerlo un poco antes y un poco después del paso de cebra, así te obliga a entrar en el paso de cebra a una menor velocidad tanto si vas en un sentido como en el otro, y así si alguien pasa por el paso de cebra sin tan siquiera mirar, probablemente la velocidad que lleves sea lo suficientemente pequeña como para que puedas frenar y no hacer ningún desastre.

Y sin embargo tienen las bandas a  una distancia suficiente del paso de cebra, que una vez pasada la banda puedes acelerar lo suficiente, o puedes frenar con el tiempo suficiente como para a la altura del paso de cebra llevar una velocidad que resulta peligrosa para un peatón descuidado.  ¿Tanto les costaba dejarlos en un buen sitio?

Anuncios

16 abril 2009

Umbrella

Filed under: Ropa,Stormy,Tonterías — Patrick Ryan @ 13:02

Hace no mucho que el paraguas se me estropeó en Milán, de repente no se quería abrir. Como el paraguas me daba un servicio muy bueno me estuve peleando un rato intentando desmontarlo para ver que pasaba con el mecanismo responsable de abrirlo. Tras un paseo hasta casa para conseguir un destornillador lo suficientemente pequeño, acabé desistiendo de la tarea de repararlo y me hice a la idea de cambiarlo.

Estuve sopesando comprar uno igual, pero para cambiar un poco me dedici por otro modelo de la misma marca (sí sí, soy un pijeras por comprarme un paraguas de Vogue, pero es lo que hay) y ahí quedó el tema aparcado.

Hasta que se puso a llover, y necesité usarlo. Para empezar me ha parecido algo más endeble que mi anterior paraguas, y que un paraguas sea robusto es una cualidad muy interesante, así que primera muesca de insatisfacción. Pero lo peor vino al plegarlo y desplegarlo; y es que resulta que la ingeniería del paraguas no estaba demasiado conseguida y al plegarlo la tela da de sí respecto de las ballestas, así que al final el capuchón que sujeta la tela al final de la ballesta se acababa saliendo para alguna de las ballestas, y al desplegarlo pues daba la impresión de que el paragas estuviese ya en un estado algo lamentable … ¡siendo nuevo!

Y eso es demasiada insatisfacción con el producto, claro que con la de tiempo que debe hacer que lo compré, sería un exitazo sin precedentes encontrar el ticket de compra para intentar una devolución. Así que estos días que ha vuelto a llover y por tanto he tenido que ver de nuevo la tela saliéndose de las ballestas he tenido que adoptar una solución. Comprar uno nuevo no es plan, sobretodo este mes que el seguro del coche, su mantenimiento (aproveché la semana santa para llevarlo al taller) y las entradas del concierto de U2 (¡oe!) ya se han encargado de sobrepasar el presupuesto más allá de lo deseado. Así que opté por la solución Loctite (utilizada anteriormente con unos zapatos), una gotita a cada final de ballesta y a encajarle de nuevo el capuchon.

De momento la solución está funcionando y mi paraguas nuevo, pues eso parece nuevo :). Ahora habrá que ver durante cuanto tiempo funciona el truco …

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.