Wunala Dreaming

31 octubre 2006

Pantalones

Filed under: Manías,Money — Patrick Ryan @ 0:04

Swim PantsHay algunas noticias, que aunque carentes de interés, o en cierto modo difíciles de contemplar como noticias, pero que captan la atención. Resulta que hacía nosecuantos años que pasó nosequé con el señor Levi Strauss, el creador de la marca de ropa Levi’s. Y como tampoco el hecho en sí debía bastar para mucho (o por la escasez de cosas importantes a contar), empezaron a disertar sobre el tema de los tejanos.

Salía una psicóloga empezando a contar que los que llevaban tejanos de éstos (desgastados y tal) los llevaba gente con tendencias antiSistema, solidarios, que se querían diferenciar de los demás y blah blah blah blah.

Eso me recuerda a un capítulo de Los simuladores, El debilitador social (corríjeme si me equivoco, Zeta). En la misma a Santos se le presenta un puberto preocupado por la baja estima de su hermana, modelo ocasional y que está sufriendo de anorexia. El chico en cuestión iba vestido con una remera con lemas anti sistema, en plan radical; Santos le dice (con toda la razón el mundo, para algo éste hombre/personaje es poco menos que un genio) que vaya gracia ser antisistema y demostrarlo comprando ropa que hacen grandes multinacionales, que haría más llevando un jersey y un chaleco (a la postre así sería incluso más interesante para las mismas chicas que ahora tampoco se fijaban en él).

Pues con la gente que hablaba la psicóloga lo mismo, son tan anti sistema y bla bla bla que se compran unos pantalones de 200 o 300 Euros, fabricado además por grandes corporaciones /y probablemente a bajos costes).

Old Loved SingerY no es por los tantos eurazos que costase el pantalón, porque sí que hay formas de gastarse igual ése dineral en unos pantalones, y verdaderamente ser una persona anti sistema, solidaria, guai y póngale por aquí el adjetuvo que prefiera.

¿Cómo? Pues comprando una prenda así en vez de al fabricante de tejanos de turno, a la pobre señora Paquita que junto con unas señoras amigas tienen un pequeño taller de costura con una vieja pero memorable máquina de coser singer. Ésos pantalones son caros, porque están realizados con empeño por un grupo de personal cualificado que ponen en cada prenda, que hacen que cada pantalón sea un poquito diferente del otro, que tenga una personalidad, una anécdota en una aguja trabada mientras se cosía, un hilo de un color diferente porque se terminó la bobina a medio coser y un sinfín de pequeñas cosas que diferencian ése pantalón y quien lo lleva, de todos los demás.

Pero ¿cuando saldrá el pequeño taller de la señora Paquita en la tele?

29 octubre 2006

Corazón de León

Filed under: De fiesta,Leisure,Social ability — Patrick Ryan @ 14:33

Lyon HeartEstoy contento. Después de las proposiciones del fin de semana, de ésa guisa me presenté de fiesta, pero con el Leoncito en el corazón en vez de cargado al hombro. Más que nada, que algunos porteros igual te pueden decir que con el simpático León no te van a dejar entrar, y es una lástima, porque mira que es majo.

Sea como fuera, llevaba la firme intención de llevar a cabo mis propósitos, y la convicción que de nuevo iba a fracasar en ello, que a la hora de la verdad la cobardía, timidez o llámale como prefieras tomaría las riendas de la situación.

Terminamos la noche en Dalai Disco (antes estuvimos por La Plata, Standard, Nanai y Dalai Pub). Y allí llego un momento de la noche en que la ví, pero no me atrevía (lo de siempre), hasta que respiré hondo agarré valor de donde pude y le hice un comentario sobre su pelo, seguido de uno que pretendía ser gracioso sobre el mío (con los nervios que llevaba igual ni me llegó a entender… que se le va a hacer) y bueno la verdad que no mucho más.

Sin embargo eso es lo suficiente como para que ésta semana la pase más feliz que unas santas pascuas y con la esperanza de volverla a encontrar; y a la vez plenamente consciente que tal vez no la vea nunca más :(.

¡Let love be your energy!

Canción VW Volkswagen Bora

Filed under: Cars,Muzzik — Patrick Ryan @ 13:38

Alguien llegó a éste blog porque quería saber de quién era la canción del anuncio del Volkswagen bora. Espero que el anuncio al que se refiriese es a aquel en el que un precioso Bora negro avanza por la calle y el ritmo de la música coincide con el movimiento de los parabrisas, con el de unos trabajadores bajando cajas de un camión. Para mí quizá sea unos de los mejores anuncios nunca vistos.

Pues bien, si es esa la canción que buscas se trata de Jung at heart del grupo Master Cylinder. Espero que te sirva!

Actualización: Zeta!! Lo conseguí, y aquí el anuncio:

Lástima que la calidad no sea la mejor del mundo, pero dá para hacerse una idea de lo magnífico que es el anuncio.

28 octubre 2006

La primera junta

Filed under: Social ability — Patrick Ryan @ 14:09

Siempre tiene que haber una primera vez para todo. Y ésta semana tocaban dos primeras veces, y cuidado que aún está el fin de semana por delante.

La primera fue la reunión del comité de empresa. Mi postura es clara, más talante que Zapatero y aplicación de la Regla del 3. Flexible e inquebrable, como el bambú.

La segunda, pues la primera junta de vecinos, ya integrado en la comunidad (aunque no viva en ella), interesante para ver que tal va la cosa. Obviamente uno va con la idea de encontrarse algo entretenido al estilo de Aquí no hay quien viva, pero no, el tema era el cambio de presidente, sin ningún Juan Cuesta entregado a la causa de ser el presidente al precio que sea.

Obvio que durante la reunión procuré tener la boca lo más cerrada posible, en primer lugar porque ya es mi costumbre, y más importante aún: porque a fin de cuentas poco tengo que decir. Lo que me quedó claro es que al año que viene tengo una de números que ni te cuento para acabar pringando como presidente de la comunidad … Presidente de la comunidad y sindicalista de 3 al cuarto, menuda borrachera de poder voy a pillar.

Super NenasCon todo ya pude ver la primera pulla intervecinal. Las SuperNenas (el apodo que les puso mi hermano a unas del primero … demasiada tele) tienen una enemistad considerable con la vecina del primero, no veas la caña que le daban a la otra.

Si hubiese venido Maverick se lo hubiese pasado pipa y por supuesto hubiese tirado más leña al fuego.

Y … ¿Cómo es tu comunidad de vecinos?

27 octubre 2006

Proposiciones para el fin de semana

Filed under: Leisure,Manías,Social ability — Patrick Ryan @ 19:24

La gente acostumbra a hacerse toda una serie de proposiociones a la entrada de un nuevo año; la gente y yo también, no me estoy excluyendo. Y hacerse una proposición para un año entero se me antoja demasiado tiempo, así que voy a tener que comenzar en pensar bien en serio de hacerme una serie de proposiciones a corto plazo, porque sino se dispersa uno y acaba por no hacerse nada.

Rubia 4 meDe éste fin de semana ya no puede pasar, acostumbra a pasar lo mismo, la timidez me mata y no acabo de intentar abordar a ninguna bella doncella. Así que algo hay que hacer al respecto.

Por ejemplo el fin de semana pasado, estaba yo al pendiente de la aparición de la rubia de los pantalones blancos, eso me servía directamente de excusa como para no intentar abordar ninguna otra chica, una burda excusa en la que esconder, sí, mi cobardía en éste aspecto.

Pero bueno, éste de todas no está previsto ser mi fin de semana, sino el de Maverick, que es otro que tal calza. Ya sabes lo que te toca ¿no? Y si no lo sabes, no te preocupes que ya me encargaré de repetírtelo.

Total que éste fin de semana toca ponerse el mejor traje de vikingo, dejarse los miedos en casa y no dejar de intentarlo.

Como diría el gran Tito: ¡Sin Miedo al Amor!

26 octubre 2006

VIP

Filed under: Money,Social ability — Patrick Ryan @ 19:08

VIP AccessUn comentario de Fiestera acerca de los VIP me hizo reflexionar como para crear una nueva entrada.

Aunque VIP también es la IP virtual que se puede utilizar a un servicio prestado por un Cluster de alto rendimiento o de alta disponibilidad (bueno, incluso de alta nada cuando se emplea simplemente a modo de NAT), no van por ahí los tiros.

Al tipo de VIP al que se refería es al pase para poder pasar gratuitamente a diversos locales. Realmente el ahorro no es que sea muy exagerado, ya que una consumición te viene costanto un mínimo de 6 €uros (una Coca Cola o similar) y un mix algo así como 8-9 euros, la entrada con una consumición 12€. Sin embargo, el poder entrar gratis te da la opción de ver que se cuece y si no te gusta irte sin haber desembolsado nada.

Ojo que por ahí si se te engancha algún cara, de los que se dejan la cartera en casa, no vaya a ser que se gasten un duro, la broma de entrar gratis te puede salir más cara que entrar pagando tu entrada; e incluso mi estúpidez tiene un límite :).

Si nos atendemos al significado de VIP (Very Important People, gente muy importante) pareciese que tener uno te acredita como perteneciente a lo más selecto de la sociedad, cuando en realidad los criterios para repartir el VIP son como los caminos del señor: insondables.

Money ShirtNos guste o no lo selecto, suele ir asociado con el aspecto económico, con lo que se supone que si tienes mucho dinero, eres más selecto, y en consecuencia por ser selecto y tener dinero: toma VIP pa tí.

Tienes dinero -> Eres Selecto

Eres Selecto  -> Tienes VIP

Tienes VIP -> Entras Gratis

Cuidado con la conclusión (ésto es lógica pura y transicional):

Tienes dinero -> Entras Gratis.

A ésas me pregunto yo ¿si ya no tienes problemas de dinero, que más te dá pagar?. Pues no, mira, toca de pagar a los que no vamos sobrados, realmente es paradójico.

Por ejemplo, el señor David Beckham (que al igual que yo es MetroSexual); gana el tipo una de dinero que la mayoría de nosotros no sabría contar. Para vestirse no le hace falta dinero, ya hay marcas que se encargan de darle dinero por llevar su ropa. Fijo que si va de comilona a un restaurante (especialmente si el dueño es Madridista) se puede poner morado de los mejores manjares, y claro, no le van a permitir pagar, no vaya a ser que tenga problemas para llegar a final de mes.

Ahora, si eres un mindundi (por ejemplo, el que escribe) no te perdonan una, y eso que tú si que puedes tener tus dificultades para sobrevivir con tus ingresos. Me imagino que debe ser el truco de ser rico, que la gracia está en que encima no hace falta que te tienes el (mucho) dinero que tienes. ¡Así cualquiera!

Será cuestión de pedir un aumento de sueldo.

25 octubre 2006

Voy a fundar una secta

Filed under: Leisure,Manías,Money,Social ability — Patrick Ryan @ 15:29

HappyTodo el mundo que me conoce sabe que lo mío son las cosas simples, que si no tengo una visión más simplista de la vida es porque ya poco más se puede simplificar. El pragmatismo y el estoicismo los llevo a los límites más insospechados, le intento restar importancia a casi todas las cosas (para no atribuirle lo que no tienen) y algunos llegan a afirmar que yo soy un tío feliz, a mi manera, pero feliz a fin de cuentas.

Cuando estás feliz, llega un momento en que piensas que ya está bien, y que ésa felicidad de alguna forma deberías de ser capaz de traspasársela o hacérsela sentir a la gente a la que aprecias, a la que quieres, quizá incluso a aquella que sólo te cae bien. Si eres simplemente optimista (y extremadamente idealista -no recomiendo a nadie ser idealista-) piensas que lo suyo sería extener el secreto de tu felicidad (vamos tu filosofía ante la vida) al resto de la gente y así contribuir a hacer un mundo mejor.

Por cierto, en cierta ocasión leí la descripción de lo que sería un escocés optimista: “un escocés optimista es áquel que cuando se siente bien, se siente mal por miedo a sentirse peor cuando se encuentre mejor”. Según un escocés al que conozco, aquello era de aplastante lógica escocesa.

Total que no veo mejor forma de difundir al mundo mi mensaje (sea el que sea) que crear una nueva religión, o asociación o algo de lo que sería el… el … bueno, el Master del Universo del chiringuito en cuestión. Básicamente el objetivo final sería prestar apoyo para siempre encontrar el lado positivo de las cosas que nos vienen sucediendo, hacer reír a la gente un rato y aprovechar así para cambiar de profesión; ver la informática y las cosas como un pasatiempos y no como una obligación.

El punto más aciago del tema, es conseguir que la gente se una al tema, y ya no te cuento que pongan dinero encima de la mesa. Una amiga me recomendaba regalar a la gente una mesa para poder comer delante de la tele (una de éstas cosas que venden en la teletienda) ¿y que más? ¿también un pony? Más que nada, que si hay que empezar soltando dinero, veo que el negocio va a ser poco rentable.

De todas formas veo altamente ventajoso pertenecer a mi nueva religión

  • Obtendrás el secreto de la felicidad
  • Si te apetece puedes seguir con tu actual religión
  • Vas a tener a alguien a quien contarle tus problemas. ¡Ojo! nada de ordenadores, no he dicho que fuese una consultoría.

Por otro lado, siendo así el Master del Universo del sarao, digo yo que tendré ocasión de ligar con toda la facilidad del mundo, si las mujeres sientes debilidad por políticos de 3 al 4o, por un MetroSexual medio Mesías tiene que ser la bomba, el tema.

De todas formas, para quien no quiera meterse en rollos de asociaciones raras ni perder su dinero tontamente (friend, si admito honestamente que mi objetivo es sacar dinero, desde un punto de vista ético no hago nada malo ¿eh?) doy una serie de consejos para ayudarte a conseguir el clímax de la felicidad:

  1. No te hagas metrosexual, eso es un camino que se empieza, no se termina y por el camino no ves demasiados frutos, además lo último que necesito es más competencia.
  2. Sabe darle a las cosas sólo (y sólo) la importancia que realmente tienen; ésto es realmente clave.
  3. Lleva a cabo una dieta sana y aliméntate bien. No te preocupes demasiado por si tienes el culo demasiado grande o pequeño, para las mujeres, en éste apartado pedid siempre consejo a un experto como yo, igual os sorprende saber que vuesto culo es más atractivo de lo que os pensáis.
  4. ¡Visita más a menudo ésta página!

Pues nada, para el que quiera de momento la inscripción es gratis. Cuéntame tus problemas y yo te expondré diversas soluciones al mismo. Fiabilidad garantizada.

24 octubre 2006

Una de regalo

Filed under: Five Miles Out,Trabajando — Patrick Ryan @ 21:37

Fuck youBonita sorpresa tenía reservada para hoy, aunque desde ayer me la iba viendo venir. Me he dado cuenta casi de casualidad, pero nos han metido un rootkit de tres pares de narices. Vamos, que nos han jodido a base de bien, como unas 7 u 8 máquinas comprometidas, a traición y con alevosía, aunque sin nocturnidad.

Todo eso sucedió el viernes, cuando estaba comiendo, o quizá camino del aeropuerto. En pocos minutos, trabajo para un montón de horas que me va a tocar comerme, con alegría y buen humor.

Si estoy en lo cierto, y es probable que no lo esté ya que carezco del más mínimo fundamente. La persona responsable es ya la segunda vez que me jode a base de bien en lo que vamos de año. La primera pasa … hasta puedo entender que realmente fue sin querer queriendo. Pero ésta ya suena a recochineo.

Será cuestión de intentar seguir la pista a ver si me lleva a algún lado o no.

Por cierto, que te metan un rootkit, viene a ser como que te abran la caja fuerte y aparentemente no se hayan llevado nada… sigue abierta, esperando que dejes algo para ¡ZAS!. El problema es que ¡no parece que esté abierta!.

23 octubre 2006

Lights off

Filed under: Cars,Five Miles Out — Patrick Ryan @ 23:20

No a los lunesAle, otro lunes más para el saco. Hoy ha sido día sin jefes, pero bueno, siempre hay alguien por ahí dispuesto a dar la tabarra, así que igual tocaba dar el callo y dedicarse a problemas más o menos indescifrables, armarse de paciencia para los que te acribillan a preguntas mientras se las dan de saberlo todo …y de ésas que me olvidé de llevar el décimo de loteríad de Navidad para el amigo Dom. La de números que me traje de Santander, con 3 millones de euros que me vine… si sale el número igual me dedico sólo a escribir en el blog; en general a hacer cosas que me gusten, que es lo que se lleva, o lo que se debería llevar.

Para hacer más divertido el lunes, hoy estaba la oficina superpoblada (regreso a la ofi después de una semana in the Navy), y al salir del trabajo llovía. Así salí disparado del tren hacía el super Ford Fiesta Ubuntu, llaves al contacto y desinfle, la batería no es capaz de mover el motor de arranque, the spark that set the flame.

PinzasAprovechando que tengo un vecino con taller mecánico, llamo a casa así me pueda venir con unas pinzas y lo ponemos en movimiento al chiquitín de nuevo, pero me va y me dice que no, que llame a la grua que al igual lo que no va es el alternador, y patatim y patatam. Hombre, yo que sé lo que es el motor centrifugando …

Ea, pues a llamar al seguro en busca de una grúa y a esperar media horita bajo la lluvia (por suerte sólo chispeaba, y ni tan siquiera todo el rato) a que llegue.

Efectivamente en cuanto llegó, pinzas a la batería y el coche arrancó a la primera. ¿Quién tenía razón? Y ahora a soltar más pasta par una batería nueva. A éste ritmo no podré invitar a un copazo a la rubia de los pantalones blancos el fin de semana, y ya ni hablamos de una cena romántica (tu y yo sabemos dónde ¿eh, Maverick?).

Para redondearlo me acabo de dar cuenta que me he dejado el cargador de mi Ericsson en el Hotel en Santander :p.

Pero, algo positivo hay que sacar ¿verdad?. Y es que el día menos pensado fundo una secta religiosa, con el fín último de hacerle a la gente la vida más sencilla quitándole hierro a todo, y si por el camino me tengo que llenar de dinero, pues oye, salimos todos ganando.

Y aquí llegan las lecturas positivas:

  • En lo que vino la grua me dió tiempo a leer más y más páginas del interesantísimo libro que estoy leyendo: Odessa, de Frederick Forsyth.
  • Ya que ésta semana estoy de guardia y no puedo ir a nadar, mañana no me queda más remedio que chuparme un buen trozo andando hasta la estación de tren. Así me mantengo en forma.
  • Me ha dado para una nueva entrada en el blog, que parece moco de pavo, pero sacarse una historieta cada día tiene su qué.

En fín, las pequeñas cosas de la vida. Y a tí ¿cuando te han dejado tirado?

22 octubre 2006

Reflexiones a horas irreflexionables

Filed under: De fiesta,Five Miles Out,Social ability — Patrick Ryan @ 17:32

Homer BrainEl sábado me dejaron abandonado a mi suerte para salir en busca de la chica rubia con pantalones blancos. Salí predispuesto a en caso de encontrármela, dejar de lado la cobardía habitual y lanzarme a saber de qué forma, ya ni hablar de con qué resultados :). Como en parte era de esperar: o bien no estaba, o bien no la supe reconocer.

Durante la semana tuve discusión con un amigo guiri, que en parte diría que está aún peor que yo (lo cual no deja de tener su mérito). El buen hombre organizó su mini consejo de sabios del cual salió una reflexión que me dejó tirado de espaldas: “aparentemente las mujeres con pantalones negros o rojos son mejores en la cama, aparentemente”. En fin, sin comentarios, estos extranjeros …

Absolut impotenceCon todas no puede uno dejar de sentir una pequeña decepción cuando no encuentras lo que buscas. Y ya que no encuentras otra cosas mejor que hacer decides que es un buen momento para hacer una reflexión sobre algunas cosas.

Y se me vino a la cabeza la conveniencia de dictarse uno sus propias reglas (como la regla del 3 ya contada), con la gran ventaja que a la vez que dictas tu propias reglas, las puedes actualizar según tus conveniencias o decidir bajo que ciertas condiciones las puedes romper con mayor o menor alegría.

Por ejemplo en cierta ocasión llegué a romper la regla del 3 llevándola hasta el 4 o el 5. Obviamente en áquel momento consideré que lo correcto era hacerlo, de alguna parte saqué que en cierto modo las circunstancias que lo rodeaban hacían posible saltarse tan importante norma. De la misma forma en el momento que decidí que durante un tiempo no bebería, también apliqué una norma mediante la cual una vez estuviese en suelo extranjero, esa norma quedaba totalmente anulada.

En cierta ocasión tuve una discusión con mi friend acerca de utilizar conexiones WiFi ajenas (incluso de forma no abusiva). Días antes le contaba que para un proyecto que estoy haciendo necesitaba hacer una impresiones que se me estaban comenzando a ir de tamaño, y que no iba por menos que necesitar imprimir a tamaño A3, tamaño ciertamente difícil de encontrar en una impresora doméstica; así que me dijo que podía imprimir en la impresora de un cliente, a lo que le dije que no veía ético utilizar ésos recursos para fines privados.

WiFiPues cuando me lo encontré en el Messenger estando conectado con una conexión WiFi no protegida que encontré en el piso de Madrid me cayó una bronca de aquí te espero. Porque claro, utilizando un router WiFi de otra persona estaba poco menos que robándole.

Uff (¿uruf?)… a ver como explicarlo. Veo incorrecto utilizar una conexión Wifi como si fuera la tuya propia, es decir, ponerte a utilizar el emule o cosas similares y aprovechar a tope el ancho de banda que te brinde tu proveedor. Eso está mal ya que la persona que lo ha contratado se encuentra que su servicio funciona de forma pésima.

Sin ser algo que se pueda considerar del todo correcto, si lo utilizas de forma puntual para consultar el correo electrónico, hablar con la gente que echas de menos por estar lejos y en contra de tu voluntad pues considero no está realmente mal hecho. Al propietario de la conexión no le estás consumiendo un valor significativo de su servicio ni afectándolo; y en el caso más extremo convendría preguntarse si és ético que las compañías que hacen las instalaciones de éstos aparatos no provean a sus clientes de instrucciones para proteger su acceso (o dejarlo bien configurado en el momento de hacerles la instalación en casa).

21 octubre 2006

Los pequeños placeres de la vida

Filed under: Trabajando,Viajando — Patrick Ryan @ 13:26

Nunca es demasiado grato volver a sitios de recuerdos, digamos que, poco alegres. Pero en más de una ocasión las circunstacias te obligan a ello, y no te queda más que pasar por el tubo. De todas formas, como de costumbre, siempre hay que intentar sacar el jugo más dulce de hasta la naranja más amarga; y así es como se extraen los pequeños placeres de la vida.

Spanair MD83Ésta vez me tocaba ir a Santander, vía aeropuerto de Bilbao, volando con Spanair. Me daba cierta alegría poder volar en un Boeing 717, pero al final no, viajé en un MD83, me encantan éstos bichitos; de hecho mi primer viaje en avión lo hice en un DC9 de Aviaco, que es más o menos el mismo avión. Si lo ves desde fuera es terriblemente gracil subiendo hacia los cielos, y dentro si escoges asiento a la izquierda, como de ese lado sólo hay dos asientos (y 3 en el lado derecho) te permite acomodar sin problemas tu equipaje de mano (ésta vez sólo mi mochila HP). No sé si fue debido a que llevaba el estómago vacío, o si es que realmente descendiamos muy rápido pero el descenso a Bilbao fue emocionante, con la agradable sensación en el estómago cada vez que notabas el descenso del avión.

A diferencia de otros aviones cuando han de aterrizar para hacerlos bajar han de inclinar el morro con alegría (ésto es particularmente agresivo en aviones como los CRJ); más divertido, claro que si volar te produce cierto desasosiego, entonces mejor ir en un Boeing 737 o en un Airbus 320. Bueno y aquí el primer pequeño placer del viaje.

ToyotaUna vez aterrizado me tocaba pasarme por las oficinas de Europcar a recoger el cochecito de alquiler, ésta vez me dieron la opción de escoger entre un Renault Clio o un Toyota Yaris. Me incliné por el último, ya que nunca había conducido un Toyota. Considerando para quien iba a trabajar, lo cierto es que hubiese sido más políticamente correcto llevar un Renault, un coche de la alianza, antes que uno de la competencia, pero creo que nunca he resaltado especialmente por ser un tipo políticamente correcto.

En el camino hacía Santander había unos cuantos radares por autopista, así que más valía conducir con cuidado en el cuenta kilómetros para no pasarse. El problemita (al menos para mí) del Yaris es que tenía los indicadores en el centro, no delante, y además en formato digital, acostumbrado como estoy a mi Ford Fiesta Ubuntu que me lo lleva delante de las narices y en formato analógico (vamos, con agujas) controlar la velocidad me resultaba más complicado.

Lo cierto es que con el pedal del acelerador puedo ser un completo imbécil, me encanta darle fuerte al pedal del acelerador, y me tengo que contener. ¡Ojo! que darle al pedal sólo cuando el tráfico lo permite con seguridad, por más que me guste correr si el tráfico es muy denso tampoco lo haría. Al menos, los radares que tenían por allí estaban marcados, de tal forma que si te multan es ya casi por alevosía, de todas formas los tenían puestos en aquellos lugares en que la velocidad no estaba limitada a 120km/h sino a 100km/h, y en algunas ocasiones en bajada, ¡ah, ése espíritu recaudador del estado!.

Ya por la noche en el restaurante del hotel, me dí otro par de placeres. A la camarera (¿qué le vamos a hacer? lo mío con las camareras parece no tener fín) de allí la debo tener medio patidifusa, anteriormente por la noche del Lambrusco y en ésta ocasión, no tuve mejor idea que pedirle 3 platos para comer, vamos como si estuviese en un chino. Obviamente puso reparos y me dijo que era mucha cantidad para una persona; no sabía con quien se las estaba viendo, así que le respondí la verdad: que soy de mucho comer.

ObelixLa leyenda del hombre con un estómago sin fondo existe, tengo el (¿)honor(?) de ser uno de ellos, además conozco a dos amigos que también lo son, y un compañero de trabajo que además de serlo, nos gana por goleada. Lo que sucede es que además a mí se me vé demasiado flaco como para engullir lo que en ocasiones llego a tragar. Con esas los 3 platos fueron a pagar a mi estómago sin problemas, ante la increduliad de la pobre camarera, que pensaba que sería el típico al que le comía más la vista que la boca.

Cuando acabé con ése festín, fuí a por el libro que me compré en el aeropuerto, me pedí una tónica con Pulco en el bar del hotel y me estuve tranquilamente en los sofacitos del área común bebiendo y leyendo bien relajado. ¡Éso es vida!

Ya de regreso al aeropuerto, pude zafarme tranquilamente de las chicas que te intentan vender las tarjetas de crédito de American Express/Spanair. La verdad es que es para decirles: “yo lo que necesito es una novia guapa como tú, no una tarjeta de crédito”. Salvado eso me dediqué a dar vueltas por las (pocas) tiendas del aeropuerto, ví una chaqueta que me gustó, pero el precio casi me tira al suelo: 229€urazos, ¡que buen gusto tiene el niño!

Fokker 100Y ya en el regreso, el último buen trago del viaje, vuelo en un Fokker100, avión chiquitito, en el que no había viajado nunca. Lo mejor de todo es que viajé en Bussiness Class, lo cual está siempre bien, más si se consideran otros viajes, como el del Win Litera Team, que algún día tendré que explicar.

Después de tanto trote sólo me quedaba ir a la inauguración de Chic Sant Cugat, pero es que el cuerpo ¡¡no dá para tanto!!

20 octubre 2006

Atascos

Filed under: Manías — Patrick Ryan @ 6:38

AtascoEs curiosa la forma en que se forman a veces los atascos, de una forma que francamente no acabo de entender. Regresaba a casa después de un día relativamente tranquilo de trabajo, cuando de repente un atasco considerable en un punto (algo intermedio entre la Ronda Litoral y la A2) que no suele ser muy problemático.

Conforme voy avanzando en el atasco veo luces parpadeantes en la distancia; varios coches de policia y al menos una ambulancia, habían chocado 3 coches (al menos eran los que estaban parados y abollados), eso sucedía en el otro sentido. Que los coches que venían de frente tuviesen retención, es normal, ya que de golpe se quedaban sin uno o dos carriles, y se producía un efecto embudo … pero, los que íbamos en sentido contrario. ¿Porqué la gente (en general) se para -porque es que casi llegan a pararse- cuando hay un accidente o algo que se le parezca?

En fín, orgulloso de ser raro.

19 octubre 2006

Those were happy days in so many many ways

Filed under: Leisure — Patrick Ryan @ 5:34

RUC Northern IrelandEs lo que rezaba la canción de los increíbles Dublinners, hablando acerca de la ciudad de su infancia, las condiciones de vida de aquellos momentos, y el profundo dolor de ver ésa ciudad rodeada de vallas y ocupadas por un ejercito que la deja desposeida de todos los recuerdos.

Stop! No nos pongamos tan melodramáticos que no hay para tanto :).

Hubo un tiempo en que iba a trabajar todos los sábados, y algún que otro día festivo, pero en contra de lo que pudiese parecer a primera vista iba, bien contento. Dentro de lo que cabe el trabajo que iba a hacer me estaba bastante divertido, y es que eso de meterme a trastear y atornillar y mancharme de polvo es algo que me ha gustado de siempre.

Pero importante, antes de entrar en faena, a modo de calentamiento y para relajar los músculos (y porque soy demasiado impuntual y era raro que no llegase antes de la hora) simpre ponía un videoclip antes de comenzar a hacer el trabajo planificado. Y para no variar el buen trabajo realizado el clip era siempre el Standback de Linus Love y Sam Obernik (Irlandesa, aunque no lo parezca); un vídeo muy curioso en el que se vé al pobre Linus intentando arreglarse lo mejor que puede para impresionar a la bella Sam, y es que una mujer cuando se pone guapa, bueno es algo increíble.

Hasta que un día, que además estaba un trabajador del cliente me dió por poner un superHit,una de esas canciones tan míticas y que tantos buenos momentos habrá hecho pasar a más de uno, In the Navy de los Village People.

Menudas risas que echamos aquel día, porque a éstos personajes es para verlos en acción :D. Estaría bien volver a recuperar la magia de aquellos días, al menos una parte de la misma.

18 octubre 2006

Retorno a Santander

Filed under: Trabajando,Viajando — Patrick Ryan @ 7:13

Tic Tac RiiiiingÉsta semana va a estar completita, la noche del viernes al sábado a buen seguro voy a dormir como un lirón. De momento me toca levantarme bien temprano durante la semana para ir a trabajar, y por agonías ya veremos si incluso para seguir la buena costumbre de ir a nadar de buena mañana, ya que la semana siguiente estoy de guardia 😦 y mejor no relajarse mucho para alejarse del movil, no le vaya dar a alguien por llamarme y encontrarme haciendo unos largos; cosas de la ética.

Y el jueves partiendo hacia Santander, otra vez. La verdad que tengo ilusión 0, porque después de la debacle vivida en otros tiempos por allí, siempre apetece no regresar. Espero no dejarme influenciar por las malas vibraciones y que vaya todo bien tranquilito.

Claro, filosofía positiva, el viaje tiene una serie de ventajas que hay que considerar, para que pase de hacer ilusión 0, a por lo menos situarse entre el 4 y el 6 (el aprobado justillo), y ya veremos si aún subir en la escala de puntuación.

  1. Shagging all over the world … ésta va a ser que no :).
  2. Unos días garantizados fuera de la oficina, cosa que siempre se considera una ventaja; como tuvo a bien de recordarme Maverick.
  3. Vuelo de nuevo, y me gusta volar. Además lo haga en Spanair, eso significa que ¡por fín volaré en un 717!. He volado anteriormente en DC9 y MDs, pero uno en 717, quizá el avión más gracil a la hora de despegar.
  4. Casi seguro vuelvo con alguna historia interesante que contar

Dancing PenguinDe todas formas mañana en cuanto me traiga los billetes, por ese vuelo en 717 le voy a tener que cantar y hasta bailar a la chica que los ha comprado:

Beso en la boca es cosa del pasado, la moda ahora es: ¡enamorar de lado! Toma Axe Bahia

17 octubre 2006

Stronger than me

Filed under: Leisure — Patrick Ryan @ 5:24

Estaba hoy líado en partir una nuez con el cascanueces, pero estaba bien dura la puñetera y no había forma de partirla. Venga hacer fuerza, venga a hacer fuerza, hasta que:

Broken !!

Acabé rompiendo el cascanueces, y haciéndome pupa en un dedo (sólo por unos momentos). Prueba gráfica e irrefutable de lo MetroSexual que me estoy volviendo por momentos, y de como esas mañanas en la piscina están haciendo de mí un Schwarzenegger venido a menos.

Lo peor es que cuando conseguí romper la nuez con otro cascanueces más sólido (si rompo ése en serio que sí estaría bien fuerte) la nuez no estaba comestible.

¡Tanto es fuerzo y total para nada!

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.